Ecos de la Marcha Patriótica

Foto: Giovanni Moreno. ©

Durante el fin de semana el movimiento Marcha Patriótica deliberó en Bogotá. Se constituyó el Consejo Patriótico Nacional, y se discutió una plataforma política que abogar por derrotar el sistema actual y construir otro modelo de sociedad.

Cerca de 1.500 personas participaron en las discusiones. Miembros organizaciones campesinas, líderes de izquierda, estudiantes, corteros de caña, organizaciones indígenas y afro-descendientes, el movimiento de Colombianos y Colombianas por la paz, junto con los liberales que siguen los postulados de la exparlamentaria Piedad Córdoba, desplazados y víctimas de la violencia, sindicatos adscritos a Fensuagro, entre otras. El cierre es hoy lunes con una multitudinaria marcha en Bogotá, que no ha escapado a los señalamientos de infiltración guerrillera hecha por el Ejército.

Entre las banderas de la Marcha están abogar por una salida negociada al conflicto armado en Colombia, una reforma agraria, el derecho de las víctimas de una verdadera reparación y restitución de tierras, un mayor acceso a la salud y educación,  protestar contra los megaproyectos mineros y cultivos de palmas, etc.

Reforma agraria, una verdadera reparación a las víctimas, y un gobierno y Estado diferentes al actual, son algunas de las reivindicaciones de los integrantes de la Marcha Patriótica.

Sus integrantes aseguran no sentirse representados en el gobierno de Juan Manuel Santos, y tampoco han visto que la oposición  en cabeza del Polo Democrático Alternativo defienda sus intereses, motivo suficiente para querer conformar un nuevo movimiento político de izquierda que recoja sus opiniones y postulados. Así lo se lo planteó a Arco IrisEverto Díaz, presidente de Fensuagro.

¿Quiénes son los miembros de la Marcha Patriótica y que buscan? Estas son algunas de sus voces.

Ruby Castaño

Viajó desde el municipio de Castillo, Meta. Se reconoce como víctima de los paramilitares y de los excesos de miembros del Ejército Nacional en el 2002. Ha sido testigo de las más horribles torturas a campesinos, jóvenes líderes de la región y mujeres políticas  a  manos de las autodefensas. Siete de sus familiares fueron asesinados y su padre secuestrado.

Ruby dice que su municipio era un corredor de la guerrilla y su presencia atrajo a los paramilitares al mando de alias Omar. Nunca creyó en la Ley de Justicia y Paz porque cree que es una norma a favor de los victimarios, pero a raíz del secuestro de su padre en el Alto Ariari comenzó a asistir a las audiencias pidiendo el derecho a la verdad de lo ocurrido con su progenitor.

Esta líder llanera hace parte del Sindicato Agrario de Trabajadores Independientes del Meta, en donde ha luchado por los derechos a la tierra de los campesinos, lo que le significó el hostigamiento y amenazas de parte de fuerzas oscuras. Se suma a la Marcha Patriótica con la intención de incluir en los postulados del movimiento una propuesta que permita mayor inclusión de los sectores de base en las asociaciones.

Julio Armando Puentes

Hace parte de la comisión nacional agraria de la confederación nacional y vocero de la misma ante la mesa de unidad agraria. Su organización hace presencia en todos los municipios del país, lo que según él garantiza que tengan contacto permanente con diferentes sectores del país y conozcan de primera mano sus necesidades.

La gran preocupación de Puentes es la situación de inseguridad que los líderes en el país, sometidos a amenazas y atentados por la acción de los grupos armados, razón por la que algunos integrantes han decidido participar de la política al interior del Polo Democrático Alternativo y en la Marcha Patriótica.

Su organización tiene propuestas para de políticas que le permitan al campesinado explotar sus tierras de la manera más eficiente para que se incentive la economía rural. En compañía de asociaciones indígenas y afro-descendientes han debatido la política de restitución de tierras haciendo énfasis en el sostenimiento y producción de las tierras entregadas para que no se produzca un segundo despojo. También hacen el llamado al gobierno nacional al retorno a la discusión de una reforma agraria.

Este líder pide al Polo Democrático y al movimiento Progresistas unir esfuerzo en favor de las asociaciones de base, para que estas sean escuchadas.

Carminta Diaz

Líder de la comunidad Wayuu en Maicao. Participa en la Marcha Patriótica por los atropellos a los que su etnia se ha visto sometida, durante la última década, en el contexto del conflicto armado. Por eso pide garantías para el retorno de los desplazados de su resguardo y su departamento y la no repetición de los hechos.

Dejar un Comentario

Su dirección de Email no será publicada. Campos requeridos están marcados *

*