Foto: Giovanni Moreno

La restitución de tierras puede ser la cuota inicial de la reconciliación en Colombia o convertirse en un nuevo escenario de violencia. Decenas de reclamantes de tierras han sido asesinados, la presión de grupos armados no da tregua, hay campañas de desprestigio de los líderes campesinos y todo tipo de argucias administrativas y judiciales para frustrar este intento de reparación para las miles de víctimas del conflicto.

Por eso las corporaciones Nuevo Arco Iris, Forjando Futuros, Instituto Popular de Capacitación (IPC), Asociación Tierra y Vida, Redepaz y el Partido Liberal, se unieron en una alianza civil para rodear a las víctimas y convertir la restitución en un interés nacional y no sólo en el de un sector de la población afectado por la violencia.  La alianza se hace entre las principales organizaciones que vienen trabajando para que se implemente la Ley de Víctimas y Reparación en toda su magnitud, y con el Partido Liberal ya que fue este el que se abanderó de ella en el Congreso. Al respecto Juan Fernando Cristo dijo que “esta es una alianza incluyente, de carácter ético, no de ideología o inclinación política”

Hoy nació la alianza de organizaciones sociales y el Partido Liberal para movilizar al país entero en favor de la restitución de tierras.

La idea es convocar  a la mayoría de colombianos y colombianas para que aporten un granito de arena. En ese sentido la invita a hacer donaciones de bienes o dinero para sumar al Fondo de Reparación previsto en la ley y acelerar el proceso de reparación integral. Se espera  que se promuevan bancos de materiales, de alimentos, de muebles y enseres, de herramientas de trabajo en todo el país, para ponerlos al servicio de los programas especiales dirigidos a garantizar el goce efectivo de los derechos de las víctimas.

En rueda de prensa ofrecida por los representantes de las organizaciones anteriormente mencionadas, León Valencia de la Corporación Nuevo Arco Iris, afirmó “que está alianza se hacía también con la finalidad de poner en público a las personalidades y movimientos políticos, que no apoyan la Ley de Víctimas y Reparación”.

Por otra parte, Carmen Palencia representante de la Asociación Tierra y Vida, dijo que era preponderante hacer una depuración de las listas de víctimas de las organizaciones, para que de esta manera no exista corrupción al momento de realizar los procesos de reparación a las víctimas del conflicto.

Asimismo, Gerardo Vega de la Fundación Forjando Futuros aseguró que es necesario solicitar que la restitución de tierra se haga de manera colectiva como dice el artículo 82 de la ley, para evitar que la gente siga siendo asesinada individualmente en las regiones.”

Para la constatación de la alianza, se firmó una declaración con los representantes de las organizaciones involucradas que, entre otras cosas, plasma la idea de “Promover que Departamentos, Municipios y el Gobierno Nacional incorporen dentro de los formularios para declaración y pago de impuestos la posibilidad de que los contribuyentes puedan donar un 2,5 o 10% del impuesto a cargo para aportar a las víctimas”