La Restitución de tierras va a paso de burro

Foto: Luis E. Celis

La restitución de tierras, una de las principales locomotoras del presidente Juan Manuel Santos va lenta y como el camino es largo y culebrero y no siempre conduce a Roma, difícilmente llegará si sigue a paso de burro. A pesar de los esfuerzos que ha hecho el Gobierno Nacional para impulsar e implementar la restitución, al realizar el balance desde enero de 2012 cuando se implementó la Ley hasta hoy son cero restituciones, teniendo en cuenta que se fijó como meta 160 mil hasta el 2014 en el Plan Nacional de Desarrollo. Esta situación quedó en evidencia el día del debate de control político convocado por el senador Jorge Robledo y los representantes Iván Cepeda y Wilson Arias del Polo Democrático Alternativo, esta semana en Plenaria del Senado, donde el Ministro de Agricultura rindió cuentas sobre la aplicación de la Ley 1448, o de Víctimas y Restitución de Tierras.

Según la Ley 1448 “la restitución de tierras es uno de los componentes de la reparación integral de las víctimas; consiste en recuperar el derecho que tenían las personas sobre un bien inmueble rural, afectado por el abandono forzado o despojo, en el marco del conflicto armado interno”.

¿Quién tuvo la razón en el debate? Ambos tuvieron la razón, Gobierno y Oposición. El senador Robledo señaló varios aspectos relevantes: 1) “El Gobierno presentó como restitución lo que no era restitución”. Las 924.495 hectáreas corresponden a otros programas gubernamentales como titulación de baldíos, adjudicación de predios del Fondo Nacional Agrario, entre otros. Se confundía restitución con legalización de la tierra. 2) “Vamos en cero restituciones y la meta son 160 mil al 2014. A este paso si la Ley se termina en 2022 no se cumplirán las 360 mil y mucha gente no podrá ser restituida”. 3)“La carga de la prueba se la está echando en los hombros el Estado colombiano y se ha creado un enredo descomunal. Más de 8 mil peticiones debieron pasarse desde mayo a los jueces agrarios y no se ha hecho”. (Ver intervención del senador Robledo). Lo que significa que no se ha avanzado en la restitución y que la vía jurídica es mucho más larga y engorrosa para la restitución que la administrativa.

Por su parte, el ministro Juan Camilo Restrepo indicó: 1) Se está poniendo en marcha la institucionalidad prevista por la ley 1448. “Desde la sanción de la Ley se han recibido 14.200 solicitudes por un millón 85 mil 782 hectáreas”. 2) Las primeras sentencias de restitución se esperan para el segundo semestre de 2012. 3) “El gobierno Santos ha formalizado, dándole títulos de propiedad a tenedores informales de cerca de 1 millón de hectáreas. 4) “En lo que lleva de vigencia la ley 1448 de 2011, se ha hecho mas para preparar restitución de tierras que en los cuarenta años anteriores”. (Ver comunicados Ministerio de Agricultura 183 y 184 ) Es clara la voluntad política del gobierno Santos para aplicar la Ley 1448, pero no es suficiente. También es evidente que se requiere del concurso del Estado y de la sociedad civil para superar los riesgos institucionales, la resistencia de los despojadores y las acciones de los victimarios.

Los obstáculos para la aplicación de la Ley 1448 son múltiples y estructurales, solo para mencionar algunos:

1. La deficiente institucionalidad local, regional y nacional. Hay desconfianza en la institucionalidad local porque como bien lo ha dicho Nuevo Arco Iris está capturada por mafias en vastas zonas del país. Por otra parte, el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal, indicó hace poco en la rendición de cuentas ante la Comisión Legal de Seguimiento a la Ley 1448, que las bases de datos de algunas instituciones no funcionan al cien por ciento y que eso afecta la toma de decisiones. En este sentido, Iván Cepeda puntualizó en el debate que “No existe aún en Colombia un sistema informatizado que nos permita determinar la identidad de los grandes terratenientes y de los conglomerados que han despojado y concentrado las tierras”. Añadió que el Gobierno no sabe cuántas ni cuáles son las tierras de la Nación. En este último punto el Ministro de Agricultura le dio la razón. Aprovechó Cepeda para cuestionar la ocupación de lotes baldíos por parte de Víctor Carranza y le pidió al Gobierno que le metiera mano a su imperio. Sabogal también dijo que la Unidad de Restitución está conformándose y que una de las limitantes ha sido la falta de experticia que hay en el país sobre derecho agrario. De ahí la dificultad para el nombramiento de los jueces agrarios.

2. Riesgos para los líderes de la restitución y ejércitos anti-restitución. Somos Defensores afirmó el pasado mes de abril que en el 2012 se han asesinado 49 líderes de restitución de tierras. A eso hay que sumarle que, según Iván Cepeda, “hay denuncias sobre la conformación de un ejército para impedir la restitución de aproximadamente 1000 personas en Montes de María”. También recordó Cepeda que según El Tiempo, Los Urabeños actúan como un ejército anti-restitución. Controla la vida y la tierra de los campesinos en al menos 7 departamentos y 108 municipios del país”. Es decir, las zonas de mayor despojo en Colombia son las zonas donde hay mayores riesgos de seguridad y conflictividad.

3. Restitución, extranjerización de la tierra y contrato de uso. Wilson Arias habló del Revertex en la Restitución de la tierra e insistió en el vínculo existente entre restitución y extranjerización y explicó que aproximadamente el 80% de los desplazados no están dispuestos a regresar. ¿Qué pasa con ellos? Venden sus tierras a compañías extranjeras. Por otra parte Cepeda afirmó que el “contrato de uso, convierte en peones a las víctimas de despojo y citó el (art 99) de la Ley.Si se demostrara buena fe exenta de culpa por parte de quien esté ocupando y desarrollando un proyecto agroindustrial en un predio objeto de restitución, o aún no pudiendo hacerlo, la víctima es obligada a celebrar un contrato de uso para garantizar el desarrollo del proyecto.

El debate fue sano, y demostró la complejidad del problema. No obstante, el Ministro de Agricultura tiene razón cuando dice que «la otra dificultad de esta Ley son los indiferentes y los recalcitrantes”; y es que para mover la maquinaria de la restitución se requiere del apoyo decidido de todos los partidos políticos,  incluido el Polo Democrático, la sociedad civil, los gremios económicos y los medios de comunicación.

En este sentido, el senador liberal Juan Fernando Cristo, autor de la Ley 1448, también resaltó la importancia del debate y solicitó al Polo convocarlo semestralmente, no sin antes señalar que “El camino más equivocado que puede tomar el Polo es insistir en el error y no apoyar la Ley de Víctimas». Luego los invitó a acompañar el proceso de implementación de la Ley. (Ver comunicado Juan Fernando Cristo)

/ Reina Lucía Valencia V.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.