Foto: Víctor Carranza, zar de las esmeraldas (izq) y Alphonse Capone, (der) el legendario bandido de los años 30 de E.E. U.U 

Al Capone, el famoso gánster estadounidense de los años 20 y 30, cayó por evasión de impuestos y fue la mejor opción que tuvo el Gobierno Federal de los Estados Unidos para encarcelarlo, a pesar de ser uno de los criminales más temidos de Chicago. Al parecer, Víctor Carranza, el zar de las esmeraldas está recorriendo la senda de Al Capone.

Esta semana Carranza anunció que la paz que se firmó hace 23 años en el occidente de Boyacá se está resquebrajando y teme que reviva la guerra de las esmeraldas de los 80, la cual dejó más de 6.000 muertos. Hechos como el reciente asesinato de Mercedes Chaparro, mano derecha de Carranza y asesora del proceso de paz, y la presencia de bandas criminales que se disputan los recursos del occidente de Boyacá, región que ha sido hegemonizada por Carranza, motivaron sus declaraciones.

Y es que la violencia, la muerte y la delincuencia han estado rondando a Carranza desde hace décadas, quien ha sido mencionado por varios exparamilitares en las unidades de Justicia y Paz de ser uno de los fundadores del paramilitarismo en el país, de haber propiciado despojos, desplazamientos, secuestros, masacres y lavado de activos. Sin embargo, a pesar de los veinte procesos judiciales que se han abierto en su contra, la justicia nunca ha logrado condenarlo por ningún delito. Aunque Carranza estuvo en la cárcel entre 1998 y 2001 acusado de paramilitarismo, fue exonerado y el Estado tuvo que indemnizarlo por su detención. No obstante, al igual que Al Capone, Carranza podría terminar enjuiciado por el delito que menos se espera. Por haberle robado tierras baldías al Estado, pues la Superintendencia de Notariado y Registro ya está documentando cómo fue que varias miles de hectáreas fueron añadidas a sus predios.

Se trata de los registros de 41 mil hectáreas que están siendo investigados por presuntas irregularidades en la Notaria Cuarta del Meta. Tierras que según el congresista Iván Cepeda habrían sido objeto de un mecanismo de despojo por parte de Carranza. Cepeda advirtió que aunque es un primer paso para permitirles a las víctimas del zar de las esmeraldas la recuperación de sus tierras, el imperio de Carranza está construido sobre unas bases muy sólidas de legalidad e ilegalidad, pasando por la estructura armada de “los carranceros” hasta las relaciones del más alto nivel con el poder político.

Cepeda denunció el 29 de mayo pasado en un debate de control político sobre tierras, las modalidades que Víctor Carranza ha venido utilizando por más de dos décadas para apropiarse en forma fraudulenta de miles de hectáreas para luego hacer negocios especulativos de tierras, mediante la intimidación armada de campesinos. (Ver diapositivas presentadas por Cepeda en el debate)

El proceso de apropiación, acumulación y especulación de tierras contempla cuatro fases, según lo expuso Cepeda: 1) Control territorial paramilitar con “los carranceros”. 2) Adjudicación de baldíos de la Nación a personas desconocidas en la región, que no se demuestra su ocupación en las tierras. 3) Englobe de los predios adjudicados en contra del artículo 72 de la Ley 160/94. Traspaso a Víctor Carranza o a sus testaferros. 4) Negocios especulativos con tierras.

Cepeda explicó que en 41 mil hectáreas en Puerto Gaitán, en el departamento del Meta, hay adjudicación dudosa, englobe ilegal y transacciones especulativas en las inspecciones Cristalina y el Porvenir; y que 24.350 hectáreas corresponden a ocupación indebida de baldíos de la  Nación. Dichas tierras, comentó el congresista, terminaron en poder de la familia Carranza y la familia Beetar, quienes a través de una estrategia de apropiación irregular de baldíos y acumulación de tierras controlan desde el año 1986 la inspección del Porvenir. Cepeda dijo que dicho control, de acuerdo con denuncias presentadas por campesinos, ha estado acompañado de las violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por “los carranceros”. Situación irregular que hasta la fecha se ha adelantado con la participación de funcionarios del INCORA y del sistema de notariado y registro.

Los principales hechos denunciados en el debate de control político, arriba mencionado, fueron expuestos en una carta dirigida al superintendente de Notariado y Registro Jorge Enrique Vélez, el 16 de junio, con el propósito de solicitar la investigación de los acontecimientos descritos y adelantar las acciones dirigidas a revertir las anomalías, como también la intervención a la Notaria Cuarta de Villavicencio para proteger la información que allí reposa, fundamental para los procesos de restitución y recuperación de baldíos de la Nación, según Cepeda.(Ver carta al Superintendente de Notariado y Registro)

La Superintendencia de Notariado y Registro resolvió en auto de apertura de investigación: 1) Ordenar apertura de investigación disciplinaria en contra de Gloria Emma Camacho Romero, en su condición de exnotaria Cuarta del Círculo de Villavicencio, Meta. 2) Practicar visita Especial a la Notaria Cuarta del Círculo de Villavicencio y solicitar copias de las 12 escrituras públicas del 20 y 28 de diciembre de 2007. 3) Recibir en versión libre a Gloria Emma Camacho Romero, en su condición de exnotaria Cuarta del Círculo de Villavicencio, Meta, para que deponga, si a bien lo desea, sobre los hechos materia de investigación. También contempló otras diligencias que pueden verse en (Auto apertura de investigación)

Durante los días 21  y 22 de junio, la Superintendencia de Notariado y Registro escaneó las copias de las escrituras que fueron registradas durante el notariado de Gloria Emma Camacho en 2007, en la Notaria Cuarta de Villavicencio (ver resumen de las escrituras), por ahora no hay más diligencias de este tipo en el Meta, según lo afirmó el Superintendente Vélez a los medios de comunicación.

¿Tendrá la suerte de Al Capone un viejo zorro como es Carranza? ¿O lo acompañará hasta el final la sombra de impunidad y silencio que ha tejido a su alrededor por más de cuatro décadas?