Sí hay con quien

Antonio Navarro: siempre en el ruedo

En la encuesta Navarro es después de Angelino Garzón el que tiene mayor intención de voto y reconocimiento. Su tema fuerte en la percepción es la seguridad. Tiene un margen amplio de crecimiento.

Nació en Pasto el 9 de julio de 1948. Su padre Rafael Navarro Uribe, era del Tolima y uno de los diez hijos de Félix Navarro, un general conservador de la Guerra de los Mil Días. Su madre Emma Wolff Pizano era nieta de Carlos Wolff, un alemán que en los 80 llegó a Titiribí, Antioquia, como técnico siderúrgico.

Se graduó de Ingeniero Sanitario de la Universidad del Valle en 1974 y se ganó una  beca para estudiar en Inglaterra donde se especializó en Ingeniería del Medio Ambiente en Loughborough University, en 1976. También fue becario de la Fundación Rockefeller, del Consejo Británico y del International Development Research Center, IDRC, de Canadá. Como ingeniero sanitario trabajó en la Universidad del Valle, ocupando distintos cargos desde 1972 hasta 1978.

Se vinculó a la guerrilla del M-19 a finales de los 70, movimiento que firmó la paz el 11 de marzo de 1990.Navarro cumplió un papel protagónico en la búsqueda de la paz y las negociaciones entre el M-19 y el Gobierno Nacional. Llegó a convertirse en el segundo comandante de la organización. En 1985, cuando se rompieron los diálogos con el gobierno del presidente Belisario Betancur, Navarro fue víctima de un atentado en Cali que casi termina con su vida. Un militar le lanzó una granada y al explotarle al lado de donde estaba sentado en la cafetería, le afectó el nervio que mueve la parte izquierda de la lengua y le destrozó una pierna de la rodilla para abajo. Le tocó salir rápidamente del país porque era inminente un nuevo atentado por lo que en México le amputaron la pierna y en Cuba donde le hicieron una prótesis se recuperó.

Después de la firma de los acuerdos de paz, el M-19 postuló a su máximo líder Carlos Pizarro Leongómez, a la Presidencia de la República, pero el 26 de abril de 1990 fue asesinado. Los integrantes del M-19 decidieron mantener los acuerdos de paz, a pesar de la muerte de Pizarro, y lanzaron a Navarro como candidato presidencial en 1990. Obtuvo 750 mil votos y se ubicó en tercer lugar, ganándole a los conservadores oficialistas. Ese mismo día de mayo de 1990 se votó la llamada “séptima papeleta” y se abrió paso a lo que sería la Constituyente.

Navarro fue uno de los tres presidentes de la Asamblea Nacional Constituyente que redactó la Constitución Política vigente en 1991. En 1990 fue ministro de Salud durante el gobierno de Cesar Gaviria. En 1994 se lanzó nuevamente a la Presidencia con el aval de “Compromiso Colombia”, pero obtuvo menos del cuatro por ciento de los votos. Entre 1995-1997 se desempeñó como Alcalde de Pasto y recibió el premio al Mejor Alcalde de Colombia, por El Tiempo, el Instituto FES de Liderazgo y otras instituciones.

Fue representante a la Cámara por Bogotá entre1998 y 2002 con el aval del movimiento Vía Alterna y obtuvo la mayor votación. Entre 2002 y 2006 fue Senador de la República con la segunda votación más alta del país. En 2002 fue destacado como el “Mejor congresista” por la Revista Cambio.

En 2003 creó el Polo Democrático Independiente (PDI) en compañía de los senadores Francisco Rojas Birry, Jaime Dussán y Javier Cáceres. En 2006 el PDI se unió a Alternativa Democrática y al Polo para formar el Polo Democrático Alternativo (PDA). En 2006 fue precandidato del Polo Democrático Alternativo para las elecciones presidenciales de mayo de 2006. En una consulta interna, Navarro perdió frente al exmagistrado Carlos Gaviria Díaz, quien se convirtió en el candidato oficial del Partido.

Entre 2008 y 2011 fue Gobernador de Nariño y mantuvo una alta popularidad durante todo su mandato, llegando a ocupar el tercer lugar de los mejores gobernadores de Colombia.

En 2012 fue nombrado Secretario de Gobierno por el Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, pero renunció al cargo a finales de marzo para que sus hijos ganaran el año. Así como lo expresó para Arco Iris en entrevista con León Valencia. http://www.arcoiris.com.co/2012/05/un-frente-amplio-de-izquierda-puede-ganar-en-el-2014-antonio-navarro/

Actualmente es  vocero del Movimiento Progresistas y uno de los líderes políticos más versátiles de la izquierda colombiana, quien ha sabido reinventarse cuando el éxito político y los escenarios favorables le son esquivos. Navarro es capaz de reconocer sus limitaciones como también las de la izquierda en este país, quien hace poco dijo para Arco Iris “Hay que hacer una unidad de toda la izquierda desde Angelino Garzón hasta los más ortodoxos. Más que una consulta popular para escoger candidato en el 2014 hay que hacer un frente. No se trata de escoger solo una persona de izquierda: eso es ir a las elecciones para perder, para dejar una constancia histórica. Hay que ir a ganar. Y para ganar hay que tener programa y unas reglas de juego para tener solidez”.

Clara López: a prueba de dificultades

En la encuesta es la gran revelación. Tiene buena percepción en casi todos los temas, muy baja percepción negativa y mucho para crecer.

Nació en Bogotá en 1951. Es sobrina del expresidente Alfonso López Michelsen y del pintor Alejandro Obregón. Cuando le preguntan a López el porqué es de izquierda ella sostiene que es una manera normal de ser porque en su hogar le imprimieron la necesidad de retribuir en servicio social los privilegios dados por la vida. Siempre habla de manera amorosa de las buenas costumbres enseñadas por sus padres Álvaro López y Cecilia Obregón.

Es economista de la Universidad de Harvard donde inició su vida política en el movimiento “Estudiantes por una Sociedad democrática” que protestaba contra la guerra de Vietnam y reivindicaba la igualdad racial. Cuando recibió la mención Magna Cum Laude, al momento de graduarse, le preguntaron a López si empezaría una carrera en Wall Street y ella respondió: voy a hacer lo que había escrito en mi solicitud de admisión a Harvard, regresar a Colombia y hacer parte del movimiento de cambio en el país, ayudando a construir una alternativa viable de izquierda”. Y desde entonces su carrera política y profesional ha estado en ascenso. También es abogada de la Universidad de los Andes y candidata a Doctora en Derecho Financiero de la Universidad de Salamanca.

Cuando regresó a Colombia se vinculó a la campaña política de su tío Alfonso, quien aspiraba a la Presidencia. Allí, según López, conoció el país de arriba abajo y pudo constatar algo que siempre le ha sorprendido y es cómo las élites se abogan el derecho de legislar a su favor, y después no cumplen, ni siquiera, su propia legalidad para que la ley se aplique por igual a todos. Fue secretaria económica durante la presidencia de López Michelsen. Luego se dedicó a hacer política en Bogotá. Fue elegida Contralora de Bogotá entre 1981 y 1982, concejal de Bogotá del Nuevo Liberalismo en 1984 y candidata a la alcaldía de Bogotá de la Unión Patriótica en 1988.

En 2003 la Corte Suprema la nombró Auditora General de la República y en 2005 renunció para aspirar al Congreso. En defensa de la institucionalidad, López denunció en 2005 ante la Corte Suprema la posible infiltración de paramilitares en el Estado colombiano, permitiendo la unificación de todo el proceso de la ‘parapolítica’. En 2006 se lanzó a la Cámara por el Polo, pero no salió elegida. En 2007 se postuló a la Alcaldía de Bogotá, pero retiró su candidatura. Entre 2008 y 2010 fue la Secretaria de Gobierno en la alcaldía de Samuel Moreno, pero renunció para ser la fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro. Luego pasó a ser presidenta del Polo hasta que fue nombrada en 2011 alcaldesa encargada de Bogotá tras la destitución de Moreno. Tras terminar su mandato volvió a ocupar la presidencia del Polo, asumiendo un notable liderazgo en medio de la peor crisis de su partido.