Foto: general Mauricio Santoyo

Cuando el exjefe de seguridad de Uribe estuvo en el Gaula de Medellín ordenó interceptar ilegalmente a varios activistas de derechos humanos. Dos de ellos fueron desaparecidos. Su extradición por narcotráfico posiblemente entierre la verdad sobre este caso. Ahora que el general Santoyo reconoció sus nexos con grupos paramilitares y negocia con la justicia norteamericana, por sus vínculos al tráfico de drogas,  qué pasará con estos casos.

Ver: ¿Quedarán impunes las chuzadas de Santoyo?