Foto: Giovanni Moreno C

/ Por Reina Lucia Valencia* Son muchas las críticas y las reacciones que suscitó el discurso de la guerrilla de las Farc en la instalación formal de las negociaciones de paz  con el Gobierno colombiano en Oslo. El primero en incomodarse fue el Gobierno colombiano, seguido de los medios de comunicación, los gremios económicos y algunos partidos políticos. Sin embargo, los partidos de izquierda no se sorprendieron con las tensiones y las diferencias entre Gobierno y Farc.

Carlos Lozano, vocero de la Marcha Patriótica y Clara López Obregón, presidenta del Polo Democrático Alternativo, consideraron que apenas es el comienzo de los diálogos y que es normal que haya discrepancias entre los actores. Con lo que si se sorprendieron fue con los medios de comunicación colombianos que dejaron de transmitir justo en el momento cuando estaba en desarrollo la rueda de prensa de las Farc.

Aunque ambos saben que será un camino difícil, creen en el proceso y lo respaldan. “Tenemos un anuncio de un proceso de paz ya formalmente presentado a toda Colombia y al mundo, y estoy segura que a pesar de las dificultades se van a hacer todos los acuerdos que esperamos todos los colombianos”, afirmó Clara López.

Es apenas el comienzo

Tanto Lozano como López dijeron que la instalación en Oslo fue solo el inicio y no el final de los diálogos de paz. En palabras del vocero de la Marcha Patriótica: “el arranque me parece que era previsible que se planteara así. La agenda fue la construcción de una ruta que va a seguir, pero no es el acuerdo político como algunos lo están creyendo. Son dos visiones distintas de país”.

La Presidenta del Polo, entre tanto, afirmó: “ha habido mucha crítica frente a que las Farc hayan expresado sus puntos de vista. El país no puede pretender que una guerrilla con fines políticos llegue a una mesa de diálogo silenciada. Me parece lo más normal que hayan planteado sus posiciones”.

En el arranque de los diálogos entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc, dos movimientos de izquierda reiteran que acompañarán el proceso y aseguran que hasta ahora solo es el inicio.

Respecto al discurso de las Farc, Lozano comentó que éste no se diferenciaba del discurso de un partido de izquierda o el de un movimiento sindical.  Mientras que López consideró que el gran vacio no sólo del discurso de las Farc, sino también del Gobierno colombiano habían sido las víctimas y señaló que “hizo falta una consideración adecuada y de reconocimiento a las víctimas en el acto de instalación”.

Ante la molestia que expresó el líder del equipo negociador colombiano, Humberto De la Calle, en el evento de instalación, Lozano manifestó que: “mal hace el Gobierno con molestarse como lo hizo el doctor De la Calle Lombana y con amenazar diciendo que el Gobierno no es rehén del proceso, como quien dice que en cualquier momento se puede levantar de la mesa. Eso no le sirve al proceso, no le da confianza y no genera respaldo”.

No obstante, para la vocera del Polo, a pesar del desconcierto o del malestar que generó en el Gobierno el discurso político de la guerrilla, Humberto De la Calle reafirmó que respetarán las reglas del juego y la agenda pactada.

El vocero de la Marcha Patriótica explicó que en este proceso de paz no se trata de que las Farc convenzan al Gobierno o el Gobierno a las Farc porque eso es imposible. También indicó que “el proceso va a ser difícil y hay que buscar los puntos de acuerdo básicos que  permita abrirle paso a la construcción de un pacto político y social de paz, y eso requiere tiempo prudente”.

De otro lado, no cayó bien que los medios de comunicación en Colombia suspendieran la señal cuando comenzó la rueda de prensa de las Farc y lo sintieron mucho más los sectores de izquierda. Lozano calificó de nefasto el papel de los medios de comunicación y agregó: “estuvieron muy parcializados y lo peor es que la mayoría no cubrió la rueda de prensa de la Farc. Con esa expresión de intolerancia y antidemocracia no se construye paz”.

A López le pareció algo realmente sorprendente que los medios apagaran los micrófonos porque no les gustó el discurso de la guerrilla. Agregó que “el mismo Francisco Santos en un programa de televisión comentó que le tocó ver la rueda de prensa por Telesur porque los medios colombianos apagaron la señal. Esa actitud de los medios es un síntoma del déficit de democracia que padece nuestra sociedad”.

La Marcha Patriótica y el Polo Democrático Alternativo respaldan y acompañan el proceso de negociación entre el Gobierno y las Farc, así lo manifestaron sus voceros políticos. “Desde que se inició el Polo y desde nuestro programa hemos abogado por la solución dialogada del conflicto armado en Colombia. Vamos a acompañar el proceso y estamos prestos para ayudar y buscar el apoyo social que requiere para salir adelante”, aseguró la Presidenta de esta colectividad.

Entre tanto, el vocero de la Marcha comentó que respaldan el proceso y que estarán realizando constituyentes regionales y foros temáticos a lo largo y ancho del país porque consideran que la sociedad civil tiene que expresar su opinión y que debe haber un canal de comunicación con el país nacional en estos diálogos.

Planteadas así las cosas, los partidos de izquierda saben que el camino hacia la paz es difícil y debe superar muchos retos, empezando por la actitud del Gobierno a la hora de enfrentar las diferencias con las Farc. Además, reclaman de los  medios de comunicación una mayor responsabilidad y equilibrio informativo con el momento histórico que está viviendo Colombia.