2013, un año de grandes retos para Gustavo Petro

Foto: Gustavo Petro, Alcalde de Bogotá. | tomada de bogotahumana.gov.co

/Por Oscar Sevillano*. Inicia el segundo año de Gustavo Petro al frente de la Alcaldía Mayor de Bogotá, y con el arranca también el tiempo en que debe darle aplicación a su Plan de Desarrollo “Bogotá Humana”, con una mayor planeación estratégica en equipo, dejando a un lado su tan conocida costumbre de generar polémica alrededor de  propuestas, que en el algunos casos han tomado por sorpresa a la mayoría de sus secretarios y funcionarios de primer nivel.

El más grande de sus retos se encuentra en la manera como debe solucionar los problemas de movilidad, que evidentemente no está en sus mejor momento y que para desgracia de los bogotanos, el burgomaestre no ha dado muestras claras de tener fórmulas que ayuden a descongestionar las vías y avenidas principales de la ciudad; un  mayor uso de la bicicleta; la utilización del transporte público por encima del particular;  continuar con la implementación del Sistema de Transporte Integrado  y generación de  campañas de cultura ciudadana para el peatón.

Desafortunadamente el cambio en el modelo de la restricción para particulares implementado por la administración de Petro,  no fue  una medida que redujo  el nivel de embotellamiento, porque es claro que Bogotá día a día recibe autos que llegan de otras ciudades, situación  que  unida  a la creciente compra de vehículos, hacen que este tipo de estrategias resulten insuficiente a la hora de darle solución este tema.

A pesar de que el burgomaestre se ha mostrado interesado en motivar a los habitantes de la capital para que utilicen el transporte alternativo, en este caso la bicicleta, hasta el momento no se visto campañas que  incentiven su uso, sin embargo se espera que para que esta estrategia se haga realidad, se contemple también la posibilidad de darle continuidad a la red de ciclorutas por donde estas deben transitar, gestión que fue interrumpida durante las administraciones de Luis Eduardo Garzón y Samuel Moreno Rojas.

De la misma manera se espera también que se habiliten más parqueaderos, y que se lleven a cabo campañas de concientización ciudadana,  para que los habitantes de la ciudad no dejen  sus vehículos sobre las calles y avenidas obstaculizando el flujo normal del tránsito, acción que debe ser complementada con una mayor presencia de efectivos de la Policía de Tránsito, que ayude a que los habitantes de la capital cumplan y respeten las normas.

Otro de los grandes retos que tiene el Alcalde Mayor de Bogotá se encuentra en una mejor planeación estratégica que permita la adecuada implementación del Sistema Integrado de Transporte Público – SITP, no solamente ingresando un mayor número de buses azules, sino también llevando a cabo campañas que permitan al ciudadano conocer la manera como este se debe utilizar, junto a la unificación de la tarjeta para ingresar a las estaciones, hoy en manos de dos empresas que manejan un software distinto e incompatible el uno con el otro. Todo lo anterior pertenece a los retos inmediatos que tiene el burgomaestre en materia de movilidad, porque en el mediano y largo plazo se encuentran la construcción de la troncal de Transmilenio sobre la Avenida Boyacá, y el diseño definitivo del Tren ligero o el Sistema Metro sobre la Carrera Séptima.

De la Jornada Extendida a la Jornada Única Escolar

La implementación de la jornada única escolar,  por ahora es bastante difícil de llevar a cabo  según el concejal liberal Miguel Uribe Turbay, porque en su opinión Petro no ha diseñado la estructura necesaria para que esto se haga realidad, “El alcalde ha vendido la jornada extendida como un modelo de  jornada única, sin tener en cuenta que la ciudadanía no es tonta”,  dijo el cabildante en diálogo con Arcoiris.com.co. “Para que esto se pueda llevar a cabo, los colegios distritales deben ser ampliados,  para que los niños y jóvenes que asisten a ellos con el fin de  recibir sus clases tanto en la horas mañana como en la tarde, no tengan problemas,  porque la planta física resulta insuficiente para atender a tanta población al mismo tiempo”.

Actualmente se ha implementado la jornada extendida en algunos colegios distritales, dando la opción a los alumnos de participar en actividades extracurriculares por fuera de las aulas. Con la implementación de la jornada única, los niños y jóvenes deberán asistir a los centros de estudios durante ocho horas al día, para lo cual, estos deben contar con la infraestructura adecuada con el fin de atender a la población escolar.

A Gustavo Petro le espera un año de bastante trabajo si en verdad quiere demostrar que su elección como alcalde mayor de Bogotá, no se le cruzó en su conocida intención de llegar a la presidencia, y durante este tiempo que es cuando su plan de desarrollo comienza a aplicarse, no solo debe trabajar duramente para solucionar los problemas de movilidad, sino también en atención en salud en la red hospitalaria, revivir las campañas de cultura ciudadana, implementar de una manera adecuada el modelo de recolección de basuras que quiere para Bogotá, convencer al concejo para la aprobación del cupo de endeudamiento y así mismo poner en marcha la inversión en las obras que la ciudad necesita, pero ante todo y lo más importante es un cambio en la actitud del burgomaestre que permita un mayor entendimiento, no solo con el cabildo distrital, sino también con el gobierno nacional, los gremios económicos y todos los sectores que de una u otra forma hacen parte de la vida cotidiana en Bogotá, incluyendo al ciudadano en general.

* Periodista del portal ArcoIris.com.co

Artículos relacionados

http://www.arcoiris.com.co/2012/12/gustavo-petro-en-su-primer-ano-de-mandato/

http://www.arcoiris.com.co/2012/12/propongo-la-revocatoria-del-alcalde-mayor-gustavo-petro-miguel-g-martinez/

http://www.arcoiris.com.co/2012/12/antonio-y-gustavo-hoy-distanciados-manana-quien-sabe/