Colombia tiene la oportunidad excepcional de lograr el fin del conflicto interno armado que
afecta a la sociedad colombiana desde hace varias décadas.

Para lograrlo, es indispensable el apoyo de las distintas fuerzas políticas, económicas y
sociales a los diálogos que se adelantan entre el gobierno nacional y las FARC, propiciar un
clima de entendimiento y contribuir con una activa deliberación ciudadana sobre los
contenidos de la agenda. Resulta también indispensable que se inicien en el menor tiempo
posible los diálogos de paz con el E.L.N.

En la Mesa de diálogo de La Habana se examina el segundo tema de la negociación sobre la
participación política. En esta nueva ronda, se mencionan varios aspectos como el estatuto de
la oposición, el fortalecimiento de la democracia directa y las garantías que deben otorgarse a
las nuevas agrupaciones que resulten del proceso de negociación.

Si estos acuerdos son refrendados por el pueblo colombiano serán necesarios cambios a la
Constitución. Las FARC han propuesto como mecanismo del pacto de paz la inclusión en el
proceso de una Asamblea Constituyente y ha puesto a debate nacional este tema complejo.
También es urgente promover la deliberación y cambios de fondo sobre otros aspectos sobre
los cuales no se ha logrado una verdadera democracia electiva ni participativa.
La
Constitución del 91 no es un obstáculo para el logro de la paz, ni para la refrendación de los
acuerdos entre el gobierno y las guerrillas. Ella permite acudir a distintos mecanismos de
reforma como la asamblea constituyente, el referendo, el plebiscito, la consulta popular y el
acto legislativo, cuyo alcance y pertinencia deben examinarse a partir de las circunstancias del
momento.

Para estimular el diálogo social y político que contribuya a la solución política del conflicto, al
ingreso a la lucha política de las fuerzas que surjan de este proceso, y sus mecanismos de
refrendación, así como los contenidos de una reforma política democrática, este cuatro de julio,
día de la expedición de la carta del 91, convocamos a la jornada LA CONSTITUCIÓN DE
1.991 Y EL PROCESO DE PAZ con las presencia de líderes políticos, sociales, académicos,
de organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación para examinar los aspectos
anteriores.

PROGRAMACIÓN 4 DE JULIO: LA CONSTITUCIÓN DE 1991 Y EL PROCESO DE PAZ

Fecha: Jueves, 4 de julio de 2013
Lugar: Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá, Kra 19B No. 24 – 82

8:30 a.m. Instalación
9:30 a.m. ¿Cuáles reformas constitucionales son indispensables para la democracia
y la paz?
10:30 a.m. ¿Se necesita una constituyente para el pacto final de paz?
11:30 – 1:00 pm: Propuestas
1:00 pm. Almuerzo

*Se dará prioridad a quienes presenten ponencias escritas sobre estos temas.

ENTRADA LIBRE

Apoyan la convocatoria:

La Corporación Centro de Estudios Constitucionales PLURAL
El Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá
Instituto para la pedagogía y la paz – IPAZUD, Universidad Distrital
Red de Iniciativas por la paz – REDEPAZ
FESCOL
Instituto de Estudios para el Desarrollo y la paz INDEPAZ
Centro de Investigación y Educación Popular/ Programa por la Paz (CINEP/PPP )
Corporación Nuevo Arco Iris
Irish Charity Workin for a Just World, Trôcaire
Secretariado Nacional de Pastoral Social Católico de Colombia
Justapaz
Misión de Observación Electoral MOE
Alta Consejería para las Víctimas – Alcaldía Mayor de Bogotá D. C.
Observatorio de Paz
Foro Nacional por Colombia

INSCRIPCIÓN DE PONENCIAS:

foroconstitucionypaz@gmail.com
indepaz@indepaz.org.co
cinep@cinep.org.co
plural@cable.net.co
teléfonos: 2552672; 3105850575
Mas información:
www.indepaz.org.co
www.cinep.org.co
www.centromemoria.gov.co
www.redepaz.org.co