Por: Harold Ruiz Concejal de Pasto

En Colombia la presupuestacion participativa se retoma de manera tímida y se aplica con diversas iniciativas, que generan el interés de profundiza la democracia local, y debe convertirse en una obligación de los gobierno locales como una herramienta que contribuya el empeoramiento organizativo de las comunidades y a la vez como un instrumento de crecimiento en el desarrollo y bienestar de las comunidades.

En Pasto la presupuestacion participativa tomo como nombre de cabildos, que inicio en la alcaldía del Dr.Antonio Navarro W, en el año de 1996 en el sector rural de Pasto, y posteriormente y de manera espontánea y al capricho del gobernante de turno, sin que sea obligación presupuestal y por exigencia de las comunidades llevado a contemplarse en los planes de desarrollo; la ruta de construcción ha no ha variado sustancialmente, se inicia con una idea, que se lleva a pre proyecto o proyecto y en los llamados pre cabildos se focaliza como necesidad comunitaria y el mismo se prioriza y es aprobado en cabildo llegando finalmente a ser considerado en el techo presupuestal asignado a la comuna y corregimiento.

Para garantizar la obligación de los gobiernos locales se planteó la llamada institucionalización de los cabildos y se presentó el proyecto ante el concejo municipal de que los mismos por acuerdo establecieran un porcentaje obligatorio del presupuesto y al menos se realizaran dos versiones por cada cuatrienio, esta iniciativa no tuvo aceptación por los gobiernos anteriores y una parte de la dirigencia comunitaria.

El proceso de Cabildos en las tres administraciones municipales anteriores (2001-2003, 2004-2007 y 2008-2011), los proyectos aprobados y el número de proyectos ejecutados con su respectiva ejecución financiera, también indica los totales. Se puede concluir que se aprobaron 1.302 proyectos de los cuales se han ejecutaron 804 por un valor de $70.518.464.975.

En cada administración se establece el porcentaje invertido en cabildos con relación al presupuesto global de cada una, por el periodo de gobierno. Se puede concluir que de cada una el porcentaje más alto corresponde a la administración 2001-2003 con un porcentaje de 1.74% y las demás no llegan ni al 1% de su plan Plurianual de inversiones.

Los proyectos que quedaron pendientes y los proyectos que fueron declarados inviables de los 1302 en los tres periodos anteriores con relación a lo que ejecutaron de todos los presupuestos representan en el total los cabildos tan solo el del 11.21%.

La parte final indica que a la Alcaldía actual le quedaron 498 proyectos pendientes, que de ellos, hasta junio de 2013 se han ejecutado 180, que 191 están pendientes y que 127 fueron declarados inviables con un porcentaje de inviabilidad del 25.50%, porcentaje bastante alto comparado con la inviabilidad de los tres periodos anteriores.

Lo anterior significa que la alcaldía del Dr. Harold Guerrero no solo no ha dado importancia a los cabildos, sino que de un tajo desconoció cerca de la mitad de los proyectos que quedaron pendientes, cercenando la presupuestacion participativa, con la complicidad de la mayoría de los dirigentes comunitaria que sacrifico el sentir y el anhelo de las comunidades.