El primero fue el señor Sergio Mario Gómez Botero, hijo dela líder municipal Julieta Botero, integrante de la Mesa municipal de víctimas del conflicto armado en el municipio de Toro Valle. Esta familia ya vio asesinado a su padre en el mismo municipio y en cabeza de la señora Julieta estaban reclamando por este hecho ante Justicia y Paz y la Unidad de Víctimas.

Sergio Mario había manifestado que se sentía amenazado pero como siempre sucede no recibió ni atención a su solicitud de seguridad ni le creyeron. El sábado 23 de noviembre los sicarios cumplieron con la amenaza y segaron la vida de este integrante de una familia desplazada víctima del conflicto armado. Un mayor dolor para la familia y en especial a su señora madre Julieta Botero líder de la Fundación.

El segundo, otro desplazado y fundador de la Fundación, Gustavo Álvarez Díaz, con código de desplazado 230448. Gustavo fue desplazado del municipio de San José del Palmar, departamento del Chocó, desde enero de 2002. El día 27 de noviembre, fecha de su asesinato, se encontraba laborando como conductor de taxi en la ciudad de Cartago Valle.

El tercero fue el joven de 25 años de edad Dubier de Jesús Escobar Herrera. También era desplazado del municipio de San José del Palmar;  era hijo de la señora María Eugenia Escobar Herrera cofundadora de la Fundación. El 28 de noviembre mientras laboraba como conductor de una moto taxi, en el corregimiento de Puerto Caldas, municipio de Pereira cercano a Cartago, los sicarios le segaron la vida.

Dubier había declarado su desplazamiento en la Personería de Cartago y le fue rechazado su reconocimiento por lo que se conoció como Acción Social. Había solicitado protección a las autoridades correspondientes pero fue tachado de mentiroso y hoy deja de luto a su hijo, su esposa, sus hermanos y a su abuela Lilia Rosa también víctima del desplazamiento.

La Fundación de Derechos Humanos, Reclamantes de Tierras, Desplazados y Victimas “Nuevo Amanecer” ve con profunda desesperanza el asesinato de sus líderes y miembros. Estos tres asesinatos han tocado las entrañas de la organización consideran que “es la hora de decir basta ya de desconocer lo que sucede en puerto Caldas, de decir por parte de las autoridades que todo está controlado, claro que sí, está controlado todo pero por bandas criminales que disponen quien entra o no a el barrio el Cofre y San Isidro, es hora que actúen”.

La Fundación “Nuevo Amanecer” recibió el premio Internacional de la Defensa de los Derecho Humanos, año 2010, en Ginebra Suiza.

Ver textos originales de la Fundación http://issuu.com/arcoiris.com.co/docs/nuevo_amanecer