En el municipio de la Ceja (Antioquia) se llevó a cabo la más reciente jornada pedagógica de caja de herramientas para gestores de archivos de derechos humanos, memoria histórica y conflicto. Fabiola Lalinde contó, como lo ha hecho en innumerables ocasiones, la historia de la desaparición de su hijo Luis Fernando, el 3 de octubre de 1984. Sin embargo, esta vez su narración tuvo otro ingrediente. Habló, también, de ese archivo personal que ha construido durante casi treinta años, tras descubrir que –como ella misma afirma- le estaban mintiendo y que tendría que ser ella quien diera con la verdad y el paradero de Luis.

Mostró parte de esa documentación y la forma en que instintiva pero sistemáticamente organizó ese material que sería clave para que el 18 de noviembre de 1996 -4428 días después de la desaparición- encontrara los restos de su ser querido.

El relato de Fabiola se dio en el más reciente taller dirigido a gestores de archivos de Derechos Humanos, memoria histórica y conflicto, organizado por la DIRECCIÓN DE ARCHIVO DE DERECHOS HUMANOS DEL CNMH (DADH), en La Ceja. El evento tuvo lugar entre el 26 y el 28 de febrero y contó con la asistencia de 32 participantes de varias organizaciones sociales de municipios antioqueños como Sonsón, Granada, San Luis, Caicedo, San Francisco, Liborina, Santa Fe de Antioquia, La Unión y La Ceja.

El aporte de Fabiola y de su hija Adriana, así como la organización de varias actividades educativas, sirvieron para que los demás participantes contrastaran su propia experiencia con este tipo de archivos y se generara un diálogo que permitió identificar problemáticas, plantear soluciones y definir el perfil ideal de los gestores de archivos de DDHH.

El objetivo de estas jornadas es promover la construcción y protección de estos archivos desde la sociedad civil, y sensibilizar a las personas sobre la importancia que tienen en la lucha contra la impunidad y la reconstrucción de la memoria del conflicto.

Sin embargo, casos como el del Archivo de la Asociación de víctimas de Sonsón, el Salón Nunca Más, de Granda; la Asociación de Víctimas Revivir, de La Unión y el Museo Histórico de Caicedo, demuestran que muchas de estas organizaciones ya cuentan con una amplia experiencia en el tema, lo que facilitará la formación en temas como acopio, acceso, protección y difusión.

La jornada pedagógica hace parte de la primera fase del proyecto de Caja de Herramientas que se adelanta con apoyo de la OIM. A esta primera fase, en donde se establecieron las bases metodológicas, seguirá una de socialización tanto con organizaciones sociales como académicas, entre mayo y septiembre de este año. En noviembre se publicará la Caja de Herramientas, un instrumento pedagógico que servirá de guía para todos aquellos interesados en conformar y fortalecer archivos de Derechos Humanos.

Tomado de: http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/index.php/noticias/noticias-cmh/2986-antioquia-y-sus-archivos-por-la-memoria-hist%C3%B3rica