El 9 de abril de 1994, guerrilleros organizados en la Corriente de Renovación Socialista, CRS, firmaron un acuerdo de paz con el gobierno del presidente Cesar Gaviria. Fueron 650 combatientes, entre mujeres y hombres, que ese día entregaron las armas en la plaza de Flor del Monte, municipio de Ovejas, departamento de Sucre.

Hoy, 20 años después, la Corporación Nuevo Arco Iris, institución que fue resultado del mismo proceso de negociación, quiere reivindicar esta causa para resaltar el esfuerzo que han realizado los sectores democráticos que siguen luchando por conquistar la paz en el país y mostrar que todo esfuerzo que se realice, de la dimensión que sea, si contribuye a la solución política del conflicto interno debe ser bienvenido por todos los colombianos.