Foto tomada de Semana

Foto tomada de Semana

Cuando el proceso de paz atravesaba por una de sus mayores crisis, las delegaciones del Gobierno y las FARC en La Habana revelaron los primeros resultados de los operativos de desminado humanitario que durante dos semanas se adelantaron en el país. Según el reporte del jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, los resultados son alentadores: “El desminado humanitario es una realidad (…). Las FARC han cumplido con el acuerdo”.

Las labores de esta primera fase de desminado se iniciaron en Antioquia, por ser el departamento de mayor número de incidentes en la historia con este tipo de artefactos. Concretamente en El Orejón, una pequeña vereda donde, según lo reveló De la Calle, “hay más artefactos explosivos que habitantes”.

El jefe negociador del Gobierno destacó que por primera vez tras más de 50 años de conflicto interno, un batallón del Ejército y guerrilleros de las FARC trabajaron conjuntamente y de la mano para traerle un beneficio a esta comunidad. “Quién se hubiera imaginado a un sargento del Ejército y a un explosivista de las FARC pasarían días enteros intercambiando opiniones”.

Ver completo en Semana 

 

Leer más sobre el tema en
EL UNIVERSAL  o  Paz FARC_EP