Sin título

Pasa la voz y defiende tus derechos es un programa realizado por más de diez organizaciones y redes, que se encargan de velar por los derechos humanos, es emitido gracias al Canal Capital, televisión más humana.

La transmisión que verá en la parte final tiene como temática, “No más falsos positivos judiciales”, en el que se realiza un estudio, balance y análisis de la captura de trece jóvenes, presuntamente vinculados al Ejército de Liberación Nacional- ELN- y quienes son culpados por, posiblemente, estar involucrados con los atentados en Bogotá a inicios del mes de julio (Ver en El Espectador y en El Tiempo). “Los montajes judiciales, más conocidos como falsos positivos judiciales, se han convertido en una práctica sistemática y generalizada por parte del Estado colombiano para perseguir la labor de los defensores de derechos humanos, líderes sociales y políticos”, así lo expresa Manuela Gaviria, presentadora del programa.

Alejandro Quiceno, defensor de derechos humanos, uno de los invitados en esta emisión de “Pasa la Voz” afirma que, lo más paradójico en este tipo de casos es la manera en que se desarrolla el proceso de investigación dentro de las fiscalías, que tiene como base la judicialización sin fundamentos, resalta de igual manera que es necesario tener un debido proceso antes de hacer un señalamiento oficial frente a los medios y frente a la sociedad.

Diana Sánchez, directora de la asociación Minga y vocera del programa “Somos defensores”, asegura que, en Colombia este es un comportamiento muy recurrente por parte de la fiscalía y de los organismos de inteligencia… durante los dos gobiernos de Álvaro Uribe Vélez estos casos (de falsos positivos judiciales) fueron permanentes, masivos y en todo el país se dieron, mencionando el ejemplo en el que en una región del país se llegó a completar la detención de cien personas al tiempo.

Es así como una de las conclusiones que se desarrollan a lo largo del programa es que la necesidad que tiene un Estado para llegar a detener personas inocentes, es la de un imaginario “enemigo interno” que en la gran mayoría de casos, por no decir todos, no tienen que ver con lo que se está divulgando en los medios y la opinión pública.

¿Qué hay detrás de la captura masiva de trece personas, todos jóvenes, en un contexto de paz, altamente polarizado y en Bogotá?

Vea a continuación esta emisión: