En hora buena, el tren de la paz se acerca a su destino

Logo_Arco Iris
ACUERDO SOBRE JUSTICIA EN LA HABANA. EL RECONOCIMIENTO PLENO DEL DELITO POLITICO PARA LA INSURGENCIA Y EL DERECHO DE LAS VICTIMAS A LA VERDAD, LA JUSTICIA Y LA REPARACION DE TODOS LOS ACTORES DEL CONFLICTO

Con base en estas dos premisas se construyó el acuerdo sobre justicia en la mesa de La Habana entre el Gobierno colombiano y las FARC. Como bien lo señaló el reconocido jurista, Luis Guillermo Pérez, del colectivo José Alvear Restrepo (ver artículo en la página de la CNAI Justicia para la paz: dificultades y retos), los puntos de tensión entre los negociadores y su equipo de asesores es buscar la fórmula idónea para conciliar dos máximos éticos y morales de una sociedad dividida por el conflicto.

De un lado las víctimas y las organizaciones de DD HH y DIH, que han exigido de parte del Estado, las guerrillas y los paramilitares, el pleno reconocimiento de sus derechos, en los acuerdos a los que se lleguen, sobre la base que el sistema de integral de verdad, justicia, reparación y no repetición, sea el marco de todo lo que se pacte en materia de justicia por parte de los actores que hoy negocian la paz para Colombia, como lo plantea el Colectivo de Abogados, José Alvear Restrepo: Constituir lo antes posible una Comisión de alto nivel de garantías de no repetición para contribuir a que prospere la negociación política del conflicto armado interno y para asegurar la veeduría en el postconflicto armado.

De otro lado la insurgencia de las FARC que desde el inicio de los diálogos con el gobierno de Juan Manuel Santos, ha reivindicado su derecho universal a la rebelión consagrada en todos los tratados internacionales de Derecho Internacional Humanitario y la razón histórica que le ha asistido. La guerrilla siempre ha expresado que “el delito político en Colombia tiene ocurrencia cuando se atenta contra el régimen constitucional y legal vigente en búsqueda de un nuevo orden, resultando un imposible jurídico predicar de tales conductas su adecuación al delito común”.

Pues bien estas dos concepciones del derecho se lograran armonizar a través de la creación de la Comisión de la Verdad Histórica y del Tribunal Espacial para la Paz de carácter mixto nacional e internacional, que es la propuesta de justicia transicional que han aceptado las FARC y el gobierno Colombiano;  y que hoy anuncian desde Cuba el presidente Juan Manuel Santos y Timochenco, máximo comandante de las FARC. En hora buena, el tren de la paz se acerca a su destino.

 

Julio César Arenas
Investigador de la Corporación Nuevo Arco Iris

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.