Foto: Archivo / EL TIEMPO

Foto: Archivo / EL TIEMPO

El Concejo de Bogotá designó a Danilo Eloy Vega Arévalo, Personero Auxiliar, como Personero Encargado hasta cuando se elija y se posesione el Personero en Propiedad, correspondiente al Período Constitucional 2016-2019.

Prácticamente tras un mes de polémica en el Cabildo Distrital por la forma como se debe elegir al Personero de Bogotá, este martes 1 de marzo se emitió la resolución para convocar al concurso de méritos para designar a dicho funcionario. Lo anterior debido a que el Consejo de Estado emitió un concepto con esta sugerencia, en vista de que Bogotá no tiene una norma específica para ese procedimiento.

El Concejo decidió acatar el concepto del alto tribunal, un fallo del juez 43 señaló que “el Concejo de Bogotá no ha dado cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 35 de la Ley 1551 del 2012” y ordenó que la elección del personero se haga por concurso, y que se reglamente ese trámite en un plazo no mayor a 10 días hábiles.

Una resolución previa no contemplaba el concurso y propinó controversia entre varios Concejales, entre ellos, la parlamentaria verde, Angélica Lozano, quien interpuso la acción de cumplimiento que fue fallada en su favor, “El concurso dificulta la cooptación de los órganos de control porque los que tienen los votos pueden perder el concurso, y gente sin padrino pero con buena hoja de vida puede tener un chance real de competir”, señaló la congresista.

El presidente del Concejo, Roberto Hinestrosa señaló que “se acordó en sesión plenaria darle aplicación inmediata y elegir personero y contralor según lo establecido en la Ley 1551, garantizando transparencia, legalidad y meritocracia”. Se espera que la convocatoria, la elección y posesión del nuevo funcionario no tomen más de tres meses.

Veamos pues, los vaivenes de esta situación que ha retardado la elección de Personero y Contralor: se vivía días de tensa y pesada carga a causa de las elecciones del Personero y del Contralor Distritales, pues como las normas lo ordenan, antes del mes de marzo los concejales deberían haber elegido estos dos cargos.

La historia viene desde el diciembre pasado cuando un grupo de concejales y representantes a la cámara, fundamentados en la Ley 551 de 2.012, esta ley ordena que la elección del personero se debería hacer con un concurso de méritos o con un examen académico. El mismo grupo solicitó, se acoja la respuesta que dio la sala de consulta del Consejo de Estado, el cual sugirió que para la elección de Contralores en todo el país debería realizarse un proceso similar.

Con este recurso se quiso anular el contenido del Acuerdo 635 del 4 de febrero de este año emanado del Concejo Distrital, que fijó los criterios de elección para la escogencia tanto del Contralor como del Personero, Distritales. Igualmente solicitaron se pueda aplicar medidas cautelares de urgencia, dicho de otra manera, suspender inmediatamente el trámite de la elección de estos dignatarios.

Con sorpresa y a pesar de que tanto la disposición como el concepto se aplicarán en el resto de ciudades y municipios del país, el presidente del Concejo, y el alcalde mayor firmaron el Acuerdo 635, en el que se estableció que la elección de estos dos cargos se haría tal como se ha hecho en los últimos años, por convocatoria pública, es decir, que los aspirantes entregan sus hojas de vida y los concejales eligen por votación. Este acuerdo es el demandado.

Tradicionalmente esta forma de escoger los cargos es una vieja práctica política donde son las componendas –acuerdos- entre los concejales y el alcalde las más importantes y no los conocimientos de los aspirantes.

La situación es bastante crítica, pues antes de 28 de febrero el cabildo distrital tendría que haber elegido Personero y Contralor. Al parecer toda una oleada de acciones legales se vienen, por ejemplo, el concejal del Polo Democrático Álvaro Argote –que hace parte de la mesa directiva del Concejo– envió un oficio al Procurador, Alejandro Ordóñez, para que intervenga en el proceso: “Solicito el acompañamiento, vigilancia y orientación permanente del proceso de elección de los órganos de control de la ciudad, contralor y personero y, ojalá a manera de un control de advertencia”. La preocupación es que en el Concejo se tome una decisión contraria a la ley y que en el futuro sean investigados por el Ministerio Público.

El pasado 25 de febrero, la mesa directiva del concejo distrital tomó la decisión de suspender el proceso de convocatoria pública para la escogencia del Personero y Contralor en este periodo del 2.016 – 2.020, teniendo en cuenta que la convocatoria no tenía criterios de meritocracia, la cual debe ser un proceso que permita elegir a los mejores puntajes. El tema no es menor ya que en juego está la elección de las dos cabezas de los entes de control que tendrán que vigilar las actuaciones del alcalde Enrique Peñalosa y su equipo de gobierno.

Esperamos que muchos de esos muy bien calificados profesionales que hay en la capital y que poseen todas las cualidades y experticia pero que no tienen palanca política participen y gane Bogotá.

Fuentes: Concejo de Bogotá – El Espectador – Revista Semana – El Tiempo

Autor: Luis Alberto Cabeza Espinel