Antecedentes del golpe de opinión (1953) y del frente civil (1957)

Foto: Portada de la revista Credencial Historia, edición 193/ Enero 2006
Foto: Portada de la revista Credencial Historia, edición 193/ Enero 2006

(Continuación de Cuatro momentos de la élite económica moderna)

Con los acontecimientos del 13 de junio del 53 y del 10 de mayo del 57 durante la etapa más aguda de La Violencia, la guerra civil no declarada entre liberales y conservadores, explotan todos los conflictos acumulados durante los 150 años de vida republicana:

Lucha partidista entre liberales y conservadores: Su progresiva degradación al calor de las luchas fratricidas del siglo XIX culminó con la debacle de la guerra de los Mil Días y la pérdida de Panamá. A la República Liberal Radical de la Constitución de Rionegro (1863-1885) federal, librepensadora, laica y librecambista le había sucedido la larga Hegemonía Conservadora (1885-1930) que gobernó bajo el régimen centralista, católico, confesional e hispanista de la Constitución de 1886; sin embargo, el Crack económico de 1929, la división conservadora entre los candidatos Guillermo Valencia y Alfredo Vázquez Cobo y la alianza de liberales pronorteamericanos con sectores modernizantes del conservatismo dieron al traste con la hegemonía de 45 años y llevó al poder a Enrique Olaya Herrera instaurando la República Liberal (1930-1946).

Lucha por la modernidad: Alfonso López Pumarejo (1934-1938 y 1942-1945), inspirado en el New Deal del presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt y en las teorías del británico John Maynard Keynes, promovió las grandes Reformas de 1936 y 1945 para superar la crisis del 30 e impulsar el desarrollo industrial y económico moderno (1), garantizar la separación de la Iglesia del Estado, la educación laica, el estado civil de las personas, los derechos laborales y la función social de la propiedad, incluida la tierra dando origen a dos fenómenos desconocidos hasta entonces, la presencia del pueblo en multitudinarias manifestaciones de plaza pública exigiendo democracia y el pánico de las élites a la revolución (2).

Las reformas de López Pumarejo precipitaron el comienzo de una belicosa oposición conservadora encabezada por Laureano Gómez con el apoyo de los sectores más recalcitrantes de la Iglesia católica como el obispo de Santa Rosa de Osos en Antioquia Miguel Ángel Builes y los grandes terratenientes afectados por las reformas de López que culminaron en el “Golpe de Pasto”, el ultimo dado por una élite premoderna. El presidente se vio obligado por las circunstancias a ceder el poder al vicepresidente Alberto Lleras Camargo.

Lucha social por la tierra: grandes masas de campesinos estaban siendo desplazados con violencia de la zona andina y despojados de sus parcelas; simultáneamente transcurría la lucha entre la élite agraria de la hacienda señorial conservadora y la élite protoburguesa liberal del comerciante, agroexportador, librecambista y pronorteamericano, vigente desde la Guerra de los Mil Días (3).

Lucha económica por el modelo de desarrollo: entre la “Revolución en Marcha Liberal” de Alfonso López Pumarejo; la cofradía corporativista-nacionalista de Laureano Gómez Castro y el notablato conservador de la ortodoxia económica encabezado por Mariano Ospina Pérez.

Lucha caudillista entre las casas presidenciales: el partido Liberal se hallaba dividido en tres vertientes dirigidas por los expresidentes Alfonso López Pumarejo (1934-38 y 1942-45), Eduardo Santos (1938-42) y el líder popular Jorge Eliecer Gaitán (cuyo asesinato el 9 de abril de 1948 dio origen al “Bogotazo” y a la agudización de “La Violencia”), el partido conservador estaba dividido en tres facciones dirigidas por los expresidentes Mariano Ospina Pérez (1946-50), Laureano Gómez (1950-53) y el caudillo Gilberto Alzate Avendaño. Por tanto, la estabilidad del régimen y del orden social imperante desde 1946 se veía amenazada en 1953 desde diferentes perspectivas.

1. Juan José Echavarría y Mauricio Villamizar con la colaboración de Juanita González El Proceso colombiano de desindustrialización: “Entre 1930-1939 se crearon 132 industrias (entre 1900-1929 solo 89). El despegue que tuvo lugar en los 1930s es aún más claro cuando se considera el valor de la producción en pesos constantes: 100 en 1901-09 (índice), 145 en 1910-19, 218 en 1920-29 y 612 en 1930-39 {…} las nuevas plantas creadas entre 1901 y 1939 se concentraron en los sectores de Alimentos, Bebidas y Tabaco (en todos los sub-períodos, y principalmente en 1920-29), en Textiles, Confecciones y Artículos de Cuero en 1901-09 y en 1930-39, y en Papel e Imprenta en 1910-19. También tuvo alguna importancia la expansión en Químicos en 1930-39.”
2. Santos Molano Enrique. La Revolucionaria Repúblicas Liberal. Revista Credencial Histoaria. N° 11. Bogotá.
3. Elites, clases y poder político. A 110 años de la guerra de los Mil Días. Rafael Rubiano Muñoz. Revista electrónica Facultad de Ciencia Políticas. Universidad de Antioquia. N° 2 Año 1septiembre diciembre de 2009

(Segunda entrega de seis. Espere la tercera el próximo Lunes 23 de mayo)

Hernán Pedraza Saravia
Investigador del Observatorio Conflicto Armado y Post-Conflicto -OCAP- de la Corporación Nuevo Arco Iris –CNAI-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.