Estas son las 61 “tesis de abril” que defenderá el partido político de las Farc

Foto: AFP

Con un texto inspirado en el marxismo y el leninismo apuntan a ganar apoyo de trabajadores y clase media. Dicen que la debilidad del gobierno es una dificultad para el proceso.

El humo del primer café del día, aún en la oscuridad, anuncia el momento de iniciar la discusión sobre las ideas preparatorias del congreso fundacional del partido de las Farc. Se trata de 61 tesis aun no publicitadas en los medios de comunicación, pero que ya son cuidadosamente explicadas a los guerrilleros de base en las zonas veredales y puntos transitorios en los que los miembros de ese grupo armado ilegal se encuentran concentrados.

La guerrilla, a punto de abandonar por completo las armas, empieza así a prepararse para su nuevo rol en la sociedad. Y lo hace con un compendio de ideas que van desde la explicación de su visión sobre el mundo actual, pasando por propuestas concretas sobre las que cree que son las acciones que debe acometer el país en la búsqueda de una Colombia mejor. Por supuesto, también hablan de cómo harán su tránsito hacia la vida política.

Los principios fundacionales del partido político de las Farc están detallados en seis capítulos de un extenso documento donde se destaca “la necesidad de avanzar hacia una convergencia nacional, un gobierno nacional” y resaltan la necesidad de crear “un bloque popular alternativo”.

A las cinco de la mañana, como ha sido tradicional en los campamentos de las Farc desde que comenzó su concentración para el desarme, todos pasan al aula. Desde la semana pasada la conversación está centrada en estas tesis que exponen los comandantes políticos y, luego, al caer la tarde, se estudian en tres grupos o células como es la instrucción del Secretariado. El propósito es comprender y proponer modificaciones o cambios en las asambleas guerrilleras que se llevarán a cabo en mayo, para, en agosto, convertirlas en los principios de su nuevo partido político. En esa fecha, según se supo tras el cónclave guerrillero de marzo (el mismo que se celebró en Cartagena), se realizará el Congreso fundacional del partido de las Farc.

Las “Tesis de Abril por un partido para construir la paz y la perspectiva democrática popular” son, en parte, la continuidad de lo acordado en la última conferencia en armas de esa organización, el año pasado, en los Llanos del Yarí.

El documento reafirma que el partido se fundamentará en “el marxismo, el leninismo, el pensamiento emancipatorio bolivariano y en general, en las fuentes del pensamiento crítico y revolucionario de los pueblos”. Eso puede leerse en la tesis 47 que detalla, además, que “la construcción partidaria que iniciamos, al tiempo que da continuidad a nuestra larga trayectoria de lucha y a nuestra ideología (…) deberá comprender esfuerzos por nuevos desarrollos que posibiliten ganar el corazón de los humildes, los expropiados y los desposeídos”.

Un partido para los trabajadores

Según el documento conocido por GeneracionPaz.Co las Farc se proponen fundar un partido “que logre representar y expresar las aspiraciones históricas de la clase trabajadora en los centros urbanos y las zonas rurales”. Las aspiraciones de la guerrilla van incluso hasta conquistar a la clase media. En la tesis 47 se lee que “además de ser un partido de la clase trabajadora, nuestro partido deberá tener la capacidad de dialogar con otros sectores de la población particularmente de las llamadas capas medias e interpretar sus intereses y aspiraciones. En ese sentido, su estructura, manteniendo la solidez y coherencia debidas, deberá contener una capacidad adaptativa a los cambios que registre la formación socioeconómica y sociopolítica en su conjunto a fin de preservar sus posibilidades de respuesta y de elaboración de su línea política en la búsqueda de sus propósitos del orden táctico y estratégico”.

Según el documento, que hoy discuten los casi 8 mil hombres en armas en los 26 territorios transitorios de normalización, “la situación de la clase trabajadora demanda una alternativa política que contribuya a mejorar sus vidas presentes, al tiempo que ofrece perspectiva histórica de cara a las futuras generaciones”.

La construcción del partido, dicen las Farc, debe estar basada en “el ejercicio pleno de la democracia interna” el cual “construirá sus decisiones basado en la más amplia deliberación y tomará decisiones que comprometiendo al conjunto de la organización establecerán reglas de reconocimiento y regulación frente a quienes se encuentran en posición minoritaria”.

Corrupción y el débil gobierno de Santos

Tras abordar en el primer capítulo “La crisis del orden social capitalista, la situación geopolítica y el lugar de nuestra América”, el segundo apartado se dedica a los “Elementos de contexto del acuerdo final y de las luchas”. La tesis 15 está dedicada a la “corrupción, acumulación ilícita y reproducción del poder de clase”. Y la extensa tesis 17 se refiere exclusivamente a “La debilidad del gobierno de Santos”.

“La instrumentalización del acuerdo de paz por parte de gobierno para mejorar sus niveles de aceptación no ha rendido frutos. Los resultados del plebiscito fueron una muestra palmaria poniendo de presente las fallas del cálculo político”, asegura el documento preparatorio del partido de las Farc, texto que algunos guerrilleros rasos comprenderán con dificultad por su densidad conceptual, pero que igual será el camino para su futuro político.

Según la guerrilla “una gran dificultad del momento por el que atraviesa el país se encuentra en la debilidad manifiesta del actual gobierno. Sin desconocer el efectivo trabajo de la ultraderecha para lograr concitar apoyos políticos y sociales contra el acuerdo de paz, no es precisamente este el que explica la situación del gobierno. Hay otras razones de mayor peso que se derivan principalmente de los impactos que produce el modelo neoliberal, de la política económica antipopular (por ejemplo en materia de tributación y de salarios), de la demostrada incapacidad para atender conflictos y las demandas sociales, de la persistencia en el tratamiento criminal y represivo de la protesta social en diferentes momentos, de los yerros en el manejo de los excedentes generados por el auge minero energético, de los efectos desaceleradores del crecimiento económico y de los impactos de la economía capitalista mundial. A lo cual se agregan los escándalos de corrupción y más concretamente el caso de Odebrecht que compromete la legalidad de la propia elección presidencial”.

La tesis 17 concluye señalando que “la incapacidad institucional para responder a las demandas de la implementación temprana se ha constituido en causa adicional del desprestigio de gobierno; la cuestionable calidad de la gestión pública ha salido a flote”.

La implementación vista por Farc

En el capítulo tercero, dedicado a la implementación, las Farc dividen la discusión en tres bloques temáticos: Estado actual y las perspectivas de la implementación, Estado actual y perspectivas de la reincorporación, y Cese bilateral de fuegos y hostilidades definitivo y dejación de armas. Estos temas están desarrollados en una decena de páginas en las que proponen un panorama y luego los principios para continuar su transformación de ejército ilegal a partido político. Se destacan la tesis 21 “la amenaza de la contrainsurgencia y del paramilitarismo mercenario” y la tesis 27 “la disputa por los beneficios económicos del acuerdo de paz”.

En este punto, la guerrilla es enfática en resaltar la cultura como escenario fundamental para la paz. En la tesis 22 “El papel central de la cultura” las Farc afirman que: “Se está frente a la perspectiva de emprender la transformación cultural más importante de la historia reciente: la construcción de una paz estable y duradera de cara a las generaciones futuras”. Luego, en el siguiente bloque “Acompañamiento internacional verificación y participación social” se incluye una tesis sobre el reconocimiento del gobierno de Donald Trump, en EE.UU., al acuerdo de paz.

Los capítulos cuarto, quinto y sexto entran en materia sobre el partido político. De la tesis 46 a la 61, la final, se profundiza sobre la comprensión del partido “en el nodo del campo revolucionario”. La tesis 48, por ejemplo, se titula “un partido para la superación del orden social capitalista y la construcción de una nueva sociedad” y más adelante se refieren al comunismo como fundamento de su futura lucha política sin armas.

En las líneas que siguen a continuación en el documento fundacional del partido de Farc, aparece clara y detallada la ambición de los futuros ex comandantes que construyeron el documento para lograr una “convergencia nacional” y el ya muy mencionado gobierno de transición. El sexto y último capítulo está titulado “Transición Política y gobierno de transición”. Y sus artículos los ratifican:

Tesis 57. El gobierno de transición como necesidad de la transición política

Tesis 58. Naturaleza del gobierno de transición

Tesis 59. Contenidos básicos de un programa de gobierno de transición

Tesis 60. La base política y social para un gobierno de transición

Tesis 61. Posibilidades de ampliación de la base política y social del gobierno de transición

Cuando se esconde y sale el sol, los pocos guerrilleros y guerrilleras que aún se ven con fusiles al hombro descargan el arma para tomar el papel donde leen y señalan las ideas que los conducirán al poder, dicen, esta vez por la vía legal.

Ahora señalados con stickers y códigos de barras de Naciones Unidas, pistolas y fusiles reposan junto a las copias de las Tesis de Abril, esperanza de miles de mujeres y hombres que han dejado de disparar para soñar un país sin guerra y luchar por él en el terreno político. Así, paso a paso, cada amanecer trae nuevas tesis, nuevas dudas, pero también renovados compromisos de los ex combatientes con una sociedad futura sin guerra.

Ver en El Espectador

Dejar un Comentario

Su dirección de Email no será publicada. Campos requeridos están marcados *

*