La Asociación de Autoridades y Cabildos Tradicionales Indígenas Awá, Organización Unidad Indígena del Pueblo Awá – UNIPA denuncia de un “exterminio” contra su pueblo.

La denuncia se realiza por medio del tercer comunicado emitido en este 2017 en el que se dirigen a la comunidad nacional e internacional con el fin de dar a conocer, por un lado de las recientes muertes a miembros de la comunidad y, por otro lado exponer las exigencias al Estado colombiano como el cumplir con las garantías la seguridad a todos y todas.

En el documento UNIPA dice lo siguiente:

“Tres muertes más se suman a la innumerable lista de víctimas que los indígenas Awá hemos tenido que dejar en ésta guerra que parece no tener fin, nos da tristeza ver, como el proceso de paz que para nosotros significo la posibilidad de volver a vivir en armonía, en la práctica, ha significado el incremento al exterminio físico, cultural y espiritual de nuestro pueblo”.

Foto: UNIPA

Los casos se presentaron el pasado domingo 16 y la característica general es que fueron realizados “bajo la modalidad del sicariato”: Pedro Nel Paí Pascal, de 35 años de edad y perteneciente al resguardo Gran Rosari; dos desconocidos le propiciaron dos impactos de bala a la altura de su cabeza. Jhonny Marcelo Cuajiboy Pascal, de 33 años, quien pertenecía al resguardo de Piedra Sellada, murió de un impacto de bala en su rostro propinado por una persona desconocida, el hecho ocurrió en el corregimiento de Llorente (estos dos del Municipio de Tumaco) y Ever Goyes, de 35 años, quien hacía parte del resguardo de Pulgande Tronqueria Palicito del Municipio de Barbacoas, fue asesinado por tres impactos de bala en el sector denominado Cartagena, ubicado en el Municipio de Ricaurte.

Tal y como se aclara en la información obtenida “Ya son cinco los casos en menos de dos meses donde han sido asesinados hermanos Awá pertenecientes a los Resguardos Indígenas” asociados a la organización UNIPA.

Ante lo anterior la Organización exige:

  • A la Fiscalía General de la Nación que adelante de manera efectiva las investigaciones correspondientes para esclarecer estos hechos y no queden en la impunidad.
  • Al Gobierno Nacional cumpla con su deber constitucional de garantizar la seguridad, integridad, vida y pervivencia como pueblo Inkal Awá en nuestro territorio, para ello Instamos a que de manera ágil concertemos el Plan de Salvaguarda Étnico y se implemente a la mayor brevedad posible, tal como lo ordeno la honorable Corte Constitucional en el Auto 004 del año 2009.

Finalmente se hace un llamado a las organizaciones de derechos humanos para que en conjunto denuncien este tipo de acciones en contra de líderes sociales, mujeres, hombres, campesinos, afrocolombianos.

Ver comunicado 003 – 2017