Nueve campesinos son asesinados mientras se movilizaban en Tumaco, presuntos responsables: Fuerza pública

Foto: Redes sociales FARC -EP

Este jueves 5 de octubre, mientras el país estaba espectador del partido de fútbol entre la selección colombiana y la selección paraguaya: #LaTricolorPerdió9, nueve campesinos fueron asesinados, según la información que se tiene hasta el momento a mano de la fuerza pública, mientras manifestaban contra la erradicación forzada de cultivos de uso ilícito.

Le puede interesar:

LA ASOCIACION DE JUNTAS DE ACCION COMUNAL DE LOS RIOS MIRA NULPE Y MATAJE ASOMINUMA INFORMA A LA COMUNIDAD ACIONAL E INTERNACIONAL “EL TERRITORIO DE ALTO MIRA Y FRONTERA Y LA REALIDAD DE LOS SUCESOS”

Los campesinos que hacen parte de la Asociación de Juntas Comunitarias Mira, Nulpe y Mataje – ASOMINUMA- denunciaron “que cerca de 500 efectivos de la Policía y el Ejército arremetieron contra los manifestantes que se encontraban en la zona de Alto Mira, en la vereda Puerto Rico. De acuerdo con información de ASOMINUMA son 9 personas muertas, 18 heridos y un menor de edad desaparecido”. (Ver 9 PERSONAS MUERTAS EN MEDIO DE PROTESTAS POR ERRADICACIÓN FORZADA EN TUMACO).

Todo ello se desarrolla en medio de varios días de movilización de los campesinos que inició a finales de septiembre “exigiendo el cumplimiento de los acuerdos de sustitución de cultivos ilícitos que se habían pactado con el gobierno, en el marco de los acuerdos de paz de La Habana y en rechazo a la erradicación forzada que vienen adelantando autoridades en la zona”

Varios pronunciamientos se han llevado a cabo luego de esta lamentable noticia, por un lado la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana –COCCAM- difundió un informe preliminar denominado “MASACRE EN ZONA RURAL DEL MUNICPIO DE TUMACO – NARIÑO” en el que afirman que el día de ayer, 5 de octubre, “aproximadamente entre 10:30 y 11:00 am, la comunidad informa que en marco de los cercos humanitarios para evitar la erradicación que ha hecho la población a la policía, esta sin mediar palabra abre fuego de forma indiscriminada contra la población”, así mismo contextualizan que el pasado 29 de septiembre los miembros de Asominuma denunciaron la presencia de “aproximadamente 1000 efectivos de la fuerza pública con orden de adelantar labores de erradicación forzada, en la vereda El Tandil”.

El Informe expone que aunque se ha planteado en el Acuerdo de paz encontrar salidas económicas y viables, para aproximadamente 4000 familias, actualmente el “gobierno no ha planteado ninguna solución al conflicto territorial, mencionando que hasta que no se solucione esta problemática será imposible la implementación del PNIS en este territorio y han dejado de lado la consulta y participación de los campesinos”.

Así como la Coordinadora Nacional de Cultivadores, el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación –ETCR- Arial Aldana y sus militantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) difundió un documento: “MASACRE EN NOMBRE DE LA PAZ” en el que manifiestan su repudio frente a este hecho y reflejando su apoyo a los afectados “se solidariza (el ETCR Arial Aldana) con los familiares de las víctimas y rechaza enérgicamente la barbarie con la que se pretende dar solución a conflictos que no tienen carácter de guerra y que deben ser atendidos integralmente mediante políticas públicas tal como se pactó en los acuerdos de paz y no por medio de la violencia y la represión desmedida del ejército”. De igual forma exigen al Gobierno nacional respetar los DDHH de los colombianos y no permitir la impunidad en este tipo de sucesos.

A este rechazo se sumaron los militantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -FARC- ubicados en el ETCR de la Explanación-La Elvira, Buenos Aires Cauca haciendo un llamado a la “comunidad internacional para que manifieste su voz de rechazo frente a lo que viene sucediendo en nuestro país, rodee los acuerdos de La Habana y exija su implementación para que este tipo de sucesos nunca vuelva a presentarse en una Colombia que clama por la paz, la vida y la dignidad”. (Ver pronunciamiento de ETCR Buenos Aires Cauca).

Desde la Articulación Continental de ALBA Movimientos se llama a todo el país a hacerse oír desde donde estén para que los hechos sean esclarecidos y los culpables paguen por lo cometido y así mismo exigen al Estado que “se remita a informar la verdad de los hechos y responder por el uso desmedido, desproporcionado e innecesario de la fuerza”.

El Movimiento Marcha Patriótica, por su parte, convocó a una rueda de prensa, junto con la Coordinadora Nacional de Cultivadores, este viernes 6 de octubre para abordar los puntos clave de lo sucedido en el país. En su Comunicado a la Opinión Pública “EL ESTADO DEBE RESPONDER POR LA MASACRE EN TUMACO”, las organizaciones ponen en evidencia las “desinformaciones emitidas por el Ejército Nacional y la difusión otorgada por los medios masivos de comunicación” en torno a lo ocurrido en Nariño.

Con 12 puntos Marcha Patriótica expone que las comunidades campesinas manifestaron pacíficamente desde el 28 de septiembre exigiendo al gobierno el cumplimiento de lo pactado en el punto 4 del Acuerdo de Paz firmado entre éste y las FARC –EP. Este 5 de octubre integrantes de “la Policía Nacional amenazaron y dispararon de forma indiscriminada” contra la comunidad.

En el Comunicado se hace alusión no sólo al incumplimiento, por parte del Estado Colombiano, de lo pactado entre las partes sino el tono reiterativo de no asumir las responsabilidades por parte de la fuerza pública que está involucrada en todo tipo de violaciones a los derechos humanos y es por ello que solicitan el cambio total del cuerpo oficial de la policía en dicha región en vista de que en vez de velar por la seguridad son los principales que atentan contra ella.

“Contrario a ello el informe de Ejército y Policía en un intento para justificar su accionar desmedido e irracional, en una clara vulneración a los derechos humanos, trata de hacer creer que el motivo de su agresión obedece a que previamente se habría presentado el lanzamiento y la explosión de cinco cilindros bomba de los cuales no existe la mínima evidencia en el lugar de los hechos y por lo mismo ninguno de los uniformados ha resultado con lesiones ni con esquirlas ni con disparos de fusil y ametralladoras que dicen se habrían accionado en su contra.

De haber existido la explosión de cilindros bomba el radio de acción de la explosión hubiese sido incalculable y seguramente las víctimas no serían solo los miembros de la comunidad”. (Ver Asominuma cuestiona informe sobre ataque a campesinos en Tumaco)

Dejar un Comentario

Su dirección de Email no será publicada. Campos requeridos están marcados *

*