Minga por la vida logra acuerdos nacionales y se mantendrá en asamblea permanente

Foto: Cortesía ONIC

Desde Santander De Quilichao el movimiento indígena emitió un documento en el que dan a conocer los compromisos asumidos por el Gobierno para dar cumplimiento a los acuerdos.

El documento fue entregado este jueves 9 de noviembre y manifiesta que la movilización en la Minga Indígena Nacional Indígena por la Vida, iniciada el 30 de octubre del año en curso, corresponde a la “actitud del Gobierno Nacional de no escuchar ni resolver nuestras demandas en los espacios de concertación. El Gobierno ha sido complaciente con la violencia contra nuestros pueblos y ha permitido que la desidia y abandono sigan siendo la principal política pública que nos aplica”.

El movimiento indígena, como ya se ha mencionado anteriormente, representa a los 102 Pueblos Indígenas de Colombia a través de las organizaciones ONIC, OPIAC, CIT, Gobierno mayor y AICO Por la Pacha Mama. Luego de más de una semana de movilización, el balance no es alentador. Cerca de 20 departamentos ha logrado reunir a los pueblos para la movilización pero en este tiempo la Minga “ha pagado un alto costo de más de 40 heridos y 20 judicializados”, afirman.

Así mismo continúan informando que:

Visibilizamos al país la grave situación de derechos humanos que vivimos los Pueblos Indígenas, los sectores sociales y populares y la falta de voluntad que ha existido en el Gobierno Nacional para cumplir los acuerdos pactados en diversos escenarios de concertación y movilización.

En la mesa de diálogo nacional de la Minga Nacional Indígena por la Vida, realizada en el Resguardo las Mercedes, vereda Monterilla, Municipio de Caldono – Cauca, el Gobierno Nacional asumió compromisos para avanzar en el cumplimiento de acuerdos y garantías a los derechos colectivos de los Pueblos, de acuerdo a lo solicitado en el Pliego de exigencias. También se estableció una agenda para la atención de las demandas a nivel regional donde se desarrollaron movilizaciones.

Entre los acordado está: establecer un mecanismo de seguimiento y monitoreo a los acuerdos pactados, conformado por siete personas: el Padre Francisco de Roux, Martín Santiago, coordinador residente y humanitario de la Naciones Unidas en Colombia, Todd Howland, representante en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones para los Derechos Humanos, Roberto Menendes, jefe de misión en Colombia para el proceso de paz de la OEA, el senador Iván Cepeda; Monseñor Hector Fabio Henao, delegado de la Conferencia Episcopal de Colombia y el Expresidente Ernesto Samper Pizano.

Finalmente agradecen a los colombianos que se unen a la minga y afirman continuar en asamblea permanente “atentos al cumplimiento de lo pactado y para la concreción de los espacios de diálogo del orden regional”.

Ver Minga Nacional Indigena Por la Vida

Dejar un Comentario

Su dirección de Email no será publicada. Campos requeridos están marcados *

*