Noviembre 6 de 2019.

Como Luis Enrique de la Cruz Suárez, fue identificado por la Guardia Indígena del municipio de Cáceres, el hombre del pueblo Senú asesinado en la madrugada del 6 de noviembre de 2019 en la vía que conduce del municipio de Cáceres a la vereda El Tigre, de este municipio del Bajo Cauca antioqueño.

Según pudo establecer el Consejo de Gobierno Mayor de la Organización Indígena de Antioquia, de la Cruz Suárez no tenía amenazas de ningún tipo al igual que sus familiares, y se dedicaba a la agricultura al interior de la comunidad. Vale la pena señalar que los posibles móviles del crimen del hombre de 43 años de edad, tendrían que ver con no acatar el toque de queda que han declarado los grupos armados al margen de ley, que estarían exigiendo a campesinos e indígenas no movilizarse en vía pública después de las 6 de la tarde.

A esta hora un grupo de la Sijín y la Guardia Indígena se dirigen hasta el lugar de los hechos, para realizar el levantamiento del cadáver y poder recolectar todo el material probatorio que permita dar con los responsables del crimen, mismo que sería al parecer perpetrado por uno de los grupos armados al margen de la ley que se disputan el control territorial de la zona.

La Consejería en pleno de la Organización Indígena de Antioquia, lamenta profundamente los hechos ocurridos y exige a los actores armados al margen de la ley, respeto por la vida de los hombres y mujeres senúes del Bajo Cauca antioqueño, recordando que con los pueblos indígenas pueden contar siempre para la paz, nunca para la guerra.

Finalmente hace un llamado a las instituciones nacionales e internacionales defensoras de derechos humanos para que haya un especial acompañamiento a las comunidades de esta zona del departamento, donde se ha venido registrando sistemáticamente el recrudecimiento del conflicto armado.