Miembro de la comunidad de los Kankuamos de la Sierra Nevada de Santa Marta, Luis Fernando Arias fue escogido como nuevo Consejero Mayor, que equivale a ser el Presidente de la Organización Indígena de Colombia, ONIC, que reúne a 99 pueblos indígenas. Arias llegó con el respaldo de los pueblos del Caribe y del Occidente, mientras los indígenas del Cauca conservan cierta distancia.

Esta escogencia tiene especial significación porque los Kankuamos han sido duramente golpeados por la violencia y su cultura se ha visto seriamente amenazada. La ONIC, es la principal organización, con treinta años de existencia y representa a cerca de un millón  y medio de indígenas, que persisten en proteger sus territorios, su cultura y autonomía.

El Consejero toma las riendas de la ONIC en un momento en el que debe asumir duras amenazas contra los pueblos indígenas producto de la expansión de la minería, que se desarrolla en muchos de sus territorios, así como el desarrollo de las negociaciones de paz en La Habana, donde el tema indígena y su territorialidad estará sobre la mesa. Los indígenas siguen siendo blanco de ataques desde distintos flancos. En el 2012 fueron asesinados 78 de ellos y más de treinta mil  tuvieron que desplazarse de manera forzada según las cifras de la consultoría CODHES.