Se busca nuevo rey

/ Por: Santiago Mejía Bonilla.* En estos momentos dentro del Valle del Cauca se está efectuado una especie de guerra entre los narcotraficantes por el control de las rutas y distribución de alucinógenos. Todo esto es debido a la captura de Héctor Mario Urdinola, alias ‘Chicho’ o ‘Zarco’, uno de los jefes del grupo criminal Los Nuevos Machos. Fue arrestado el lunes 28 de enero a las 8:30 de la noche en una finca en el Meta por un grupo especial de la Dijin que le seguía los pasos gracias a que habían implantado un chip de rastreo en el collar de su mascota.

Este narco es sobrino del extinto capo del Cartel de Cali Iván Urdinola. Ha liberado intensas y sangrientas batallas contra otro grupo de delincuentes conocidos como Los Rastrojos por el control del narcotráfico en el sur occidente del país. Chicho era también conocido como el duro del tusibi en Bogotá. Ahora la disputa comienza por la corona que tenía el Zarco donde varios quieren coronarse jefes.

Entre los socios y lugartenientes más cercanos figuran el ‘Negro Orlando’ que está encargado de la zona del pacífico especialmente Buenaventura y  ‘Martin Bala’, responsable del área metropolitana de Cali y sus alrededores. También se resaltan la gente de Cartago, Valle, especialmente ‘Los Motato’ y Wilmer Parra alias ‘Gafas’ y sus socios en el Eje Cafetero ‘Tres Caras’ y  ‘Garra’. También se añade al conflicto por el poder un desconocido en el Valle del Cauca pero muy famoso en el Urabá antioqueño, se trata de Darío Usuga ‘Otoniel’ máximo jefe del clan de Los Urabeños. ¿ Quien ocupará el ‘trono’ que ha quedado vacío?