La embarrada del Ministro de Agricultura

Imagen: cortesía minuto30.com

De manera desafortunada, el Ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, se viene refiriendo a las Zonas de Reserva Campesina como: “Republiquetas Independientes”.

La expresión del Ministro de Agricultura es desafortunada y en nada ayuda a un proceso de ordenamiento y transformación del campo Colombiano, que tantas reformas requiere y donde están las bases para una paz  que debe ser estable, duradera, con ampliación de la democracia, logrando superar el conflicto armado con las FARC y el ELN, y donde expresiones tan descalificatorias para nada ayudan a un clima de entendimiento y mucho menos con una referencia tan nefasta, que nos recuerda que hace mas de 50 años, el Senador Alvaro Gómez Hurtado, llamo a unos asentamientos campesinos, como “Republicas Independientes” y ese fue el inicio de unas operaciones militares, que son el “mito fundacional de las FARC”.

Las Zonas de Reserva Campesina, son una figura plenamente legítima, hacen parte de la Ley 160 de 1994 y al día de hoy existen 6, han sido apoyadas con recursos estatales, con préstamos del Banco Mundial y pueden ser una buena figura para lograr un acuerdo con las FARC.

Este conflicto armado tiene una raíz en un campo desigual e inequitativo, que ha sido híper-concentrado y que ha expulsado en muchas regiones y durante muchas décadas al pequeño campesino, a buscar nuevas tierras, por violencia directa o por necesidades económicas, de ahí que la figura Zona De Reserva Campesina, busque proteger al campesinado de las dinámicas de los actores con más poder que lo van expulsando de sus tierras.

En este momento, hay seis ZRC en Colombia. Están en Calamar (Guaviare), Cabrera (Cundinamarca), El Pato (Caquetá), el sur de Bolívar (Bolívar), el valle del Río Cimitarra (Antioquia y Bolívar) y en el alto Cuembí y Comandante (Putumayo).

Durante el gobierno de Álvaro Uribe se suspendió la existencia de la ZRC del valle del Río Cimitarra (ACVC) y se opuso abiertamente al desarrollo de nuevas zonas.

“Después de tantos años de preferir el silencio, ahora que vemos oportunidad de cambio en la política, salimos otra vez a defender la existencia de las ZRC”, dice la Asociación de Zonas de reserva Campesina.

La Ley 160 de 1994 dice que en estas zonas, los propietarios tienen límites en la extensión de sus territorios que deben ser definidos por el Incoder. Así, por ejemplo, si un grupo de campesinos quiere crear una ZRC de 100.000 hectáreas, el Estado tiene la potestad de decir que cada propietario puede tener máximo 200 hectáreas.

Para crear una zona de éstas, los campesinos deben organizarse y diseñar un plan de desarrollo en el que establezcan cómo harán para vivir dignamente allí, cómo se sostendrán económicamente y cómo lograrán sus necesidades de servicios básicos. El Estado tiene que darles el apoyo que necesiten para que tengan infraestructura, salud, alcantarillado, energía, en fin, todo lo que les permita estar bien.

La afirmación de republiquetas a las Zonas de Reserva Campesina puede resultarle políticamente cara a Juan Camilo Restrepo no sólo de cara al proceso de paz sino frente al movimiento campesino.

“Las ZRC en los campos de Colombia pueden ser el primer paso en el largo camino del reconocimiento del campesinado como sujeto político promotor de la justicia social, la vigencia de los derechos humanos, el desarrollo rural y la paz”, dice Anzorc, que es la Asociación de Zonas de Reserva Campesina.

Al inicio del Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, había cinco zonas legalizadas y de manera inteligente, le fue devuelta la personería a la Zona De Reserva Campesina del Valle del Rio Cimitarra, iniciativa en que participó de manera activa el Sacerdote Jesuita Francisco De Roux y la actual directora del Incoder, Miriam Villegas, en 2011, se conformo la Asociación de Zonas de Reserva Campesina, con las seis que tienen plena legalidad otorgada por Incoder y otras ocho que quieren serlo, para mediados del año 2012, ya eran 22 los integrantes de Anzorc y en el próximo encuentro que se realizará el 22 y 23 de marzo, en San Vicente Del Caguan, donde existe la Zona de El Pato-Balsillas y muy cerca de otras dos: la de Losada-Guayabero y la de La Macarena, van a llegar 50 procesos campesinos que quieren ser Zona de Reserva Campesina.

Anzorc, en la convocatoria del III Encuentro de las Zonas de Reserva Campesina dice: “Las ZRC han sido incluidas como aspecto central del primer de la agenda sobre Desarrollo Rural y Acceso y uso de la tierra, en el marco del Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, suscrito entre el gobierno nacional y las FARC-EP. Siendo este un escenario tan complejo, las ZRC se vienen convirtiendo en una bisagra de la paz del país por su importancia y potencial para contribuir en la solución de la cuestión territorial y agraria.”

Sería una señal de animo democrático, que el Ministro Juan Camilo Restrepo, vaya al III encuentro de Zonas de Reserva Campesina y escuche sus propuestas, mas dialogo y concertación es lo que se requiere y menos formulaciones incendiarias, como llamar “Republiquetas Independientes”, a una figura que es plenamente legitima y legal.

Este es el comunicado (ver comunicado) de la Asociación de Zonas de Reserva Campesina,  donde discuten con las afirmaciones del Ministro de Agricultura, que  las ha llamado “Republiquetas independientes” y en el que además  expresan que el veto ilegal del Ministerio de Defensa  que pesa sobre éstas  y sobre las que buscan constituirse este año debe ser superado de inmediato.

@luchoceliscnai