Pacto de Chivolo: primer laboratorio de la para-política

Foto: archivo CNAI

En días pasados, el Fiscal General Eduardo Montealegre, aseguró que se llevaría a cabo la captura de más de 60 políticos locales y regionales por vínculos conlos paramilitares, lo cual se hizo realidad esta semana con la captura de Gustavo Enrique Carrillo Macías, Luís Carlos Puello Rodríguez, Gentil Rodríguez Zúñiga, Eusebio Manuel Vizcaíno Varela y José Jorge Crespo Pérez, firmantes del acuerdo entre Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40 y políticos del Magdalena, conocido con el nombre de Pacto de Chivolo.

Con estas capturas se reabre el capítulo de la parapolítica, sobre el que los investigadores y analistas León Valencia y Claudia López, dicen “no se conoce ni siquiera la mitad de lo que realmente sucedió en las regiones del país, ni los verdaderos motivos que tuvo la clase política local para realizar acuerdos con los jefes paramilitares.”

Hace 12 años Jorge 40 diseñó una estrategia electoral para hacerse con el poder político de la Costa en Chivolo, Magdalena. La Fiscalía investiga a 70 de sus aliados, lo que puede implicar que se conozcan detalles de este pacto criminal.

Fuentes de la Fiscalía han asegurado a distintos medios de comunicación que durante lo que resta de la semana agentes del CTI y de la Policía realizarán nuevas capturas de los implicados en este primer acuerdo firmado por líderes locales con las AUC. El Pacto de Chivolo selló el respaldo del grupo armado a 13 candidatos a alcaldías, y 395 aspirantes a la Asamblea del Magdalena, y los concejos de Plato, Tenerife, Pivijay Pedraza, Chivolo, Nueva Granada, Ariguaní, Remolino, San Antonio, Algarrobo y el Piñón. A su vez, todos ellos apoyarían a José Domingo Ávila en su intención de llegar a la gobernación del Magdalena .

El Pacto nació cuando Jorge 40 citó un centenar de político y líderes sociales en el corregimiento de La Estrella, a veinte minutos del casco urbano de Chivolo, para acordar las candidaturas que más adelante serían avaladas por los Partidos Liberal y Conservador. También se crearon el Movimiento Alternativa Avanzada; Moral y Voluntad Popular; que lograron capturar toda la representación política de zona en las elecciones del año 2000, en una especie de unidad local que más adelante le facilitaría a Jorge 40 a hacerse a la contratación pública en infraestructura, salud, y otros rubros vitales para los más pobres.

El Pacto de Chivolo sirvió como abrebocas para posteriores acuerdos como los de Pivijay,firmado el 20 de septiembre de 2001 y Magdalena firmado en 2002, este último fue acordado por aspirantes al Congreso con diputados y alcaldes para hacer una “parcelación electoral”, que les garantizaría una curul a por lo menos tres caciques de la Costa entre los que estaba Dieb Maloof.

El acuerdo también planteaba cooperación en materia logística y económica en favor de las personas que hicieron parte de este nuevo documento, mediante el cual se cerraba la estrategia sistemática de captura del poder, (Alcalde, gobernador y Senador), con lo cual Jorge 40 aumentó su poder sobre las rentas públicas.

/ Oscar Fernando Sevillano