Foto: Tarcisio Mora / tomada de elpilon.com.co

Cuando el periodista Gustavo Gómez, de Caracol Radio le preguntó a Tarcisio Mora por las razones de su destitución, en una entrevista al aire,  el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) no supo que responder.  Hasta ese momento no había sido notificado que el comité ejecutivo de su propia organización lo estaba haciendo a un lado, con 19 de 21 votos, después de que permaneciera cuatro años en el cargo.

La decisión ya se veía venir. Las críticas a Mora provenían de varios sindicatos, que le reclamaban por su actitud era caudillista, por tomar decisiones sin las respectivas consultas, y por exhibir un apetito burocrático desmedido.

Hernán Tovar, director de la Oficina Asuntos Jurídicos de la CUT, aseguró en entrevista con Arco Iris, que el comité ejecutivo de esa central hizo una revisión del plan de acción que se aprobó en la elección de Tarsicio y se llegó a la conclusión de que fue muy poco lo que se cumplió durante todo el tiempo en que este permaneció en el cargo. “Su actitud caudillista y de poco diálogo causó un gran disgusto en el comité ejecutivo”, dice Tovar, además de que según él no se avanzó en la integración con la Confederación Sindical Internacional y la Confederación Sindical de las Américas, ni se hizo mucho por la recuperación del Comando Nacional Unitario.

Este miércoles en la tarde la CUT ratificó que Tarcisio Mora deja la presidencia de esa central y eligió como nuevo presidente a Domingo Tovar y no a Luis Alejandro Pedraza como se había decidido la semana anterior.

Sin embargo, más allá de la insatisfacción general que suscitaba Mora, lo que explica su intempestiva salida es una reconfiguración política al interior de la CUT, y las fuerzas que influyen en ella.

El pulso de poder en los últimos años dentro de la CUT se ha dado entre el llamado sector democrático, conformado por personas que provienen de la Central de Trabajadores Colombianos (CTC), la Unión de Trabajadores Colombianos (UTC) y la Federación Colombiana de Educadores (Fecode); y entre el sector de izquierda, que tiene influencia del Partido Comunista yel Moir; los que hace tres años se aliaron con Sintrainagro (sindicato de los trabajadores bananeros) para hacerse con la mayoría y el control de la CUT. Y lo lograron, sólo que parte de la estrategia fue nombrar como presidente a Mora, ya que con su nombre dividieron al sector democrático.

Mora había sido presidente de Fecode y allí también había sido destituido en medio de una división interna, después de la cual quedó relegado al cargo de  secretario auxiliar, cuando le faltaba unaño para culminar su período al frente del sindicato.

Esa alianza parece estarse reconfigurando. El sector de izquierda abogaba por un congreso que cambiara los estatutos de la CUT y en ese sentido, darle un vuelco programático. El sector democrático sabía que si ese congreso se realizaba este año, iba a perder y la izquierda impondría su agenda. Por eso se hizo un acuerdo para que el congreso se realice al mismo tiempo que las elecciones de directivas de Fecode y de subdirectivas de la misma CUT el año entrante. El nuevo acuerdo implicó el cambio en la presidencia, facilitado por la deficiente gestión de Mora.

El nuevo presidente de la CUT es Domingo Tovar.

¿Quién es Tarsicio Mora?

Tarsicio Mora Godoy es oriundo del municipio de San Bernardo en el departamento de  Cundinamarca. Ocupa la presidencia de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) a partir de 2008. Abogado de la Universidad Autónoma y licenciado en matemáticas y física, con una maestría en Educación de Adultos de la Universidad. Presidente de la Federación Nacional de Educadores y directivo del magisterio de Cundinamarca.

Como dirigente político ocupó el cargo de concejal de su natal San Bernardo y aspiró  al senado de la república en el año 2002 por el Frente Social y Político, movimiento de izquierda liderado por el exalcalde de Bogotá Luis Eduardo Garzón, sin lograr la curul en el legislativo. Tras este fracaso, más  adelante en el año 2006, acompaña la creación del naciente Polo Democrático Alternativo (PDA) en donde permanece hasta que es elegido como cabeza de la CUT, siendo el primer miembro del PDA en ocupar a  este cargo.