Foto: Noemí Sanín | Giovanni Moreno C.

La excanciller Noemí Sanín Posada, en entrevista con Oscar Fernando Sevillano, comenta que es necesario que Estados Unidos fortalezca sus relaciones con América Latina y considera que lo mejor sería un nuevo triunfo de Barack Obama que le permita continuar en la presidencia del país norteamericano.

Oscar Fernando Sevillano (OFS): ¿Con el ánimo de ahondar unas mejores relaciones con los Estados Unidos, qué considera usted que es lo mejor para Colombia: que Barack Obama continúe en el poder o  el triunfo de Mitt Romney?

Noemí Sanín (NS): Primero que todo debemos ser realistas en algo: somos muy poco importantes para los Estados Unidos. Es cierto, el Plan Colombia nos ayudó bastante, al igual que muchísimos proyectos sociales que se han llevado a cabo en nuestro país gracias a la ayuda de los norteamericanos, lo que no significa que esta potencia tenga una política importante con América Latina y mucho menos con Colombia.

OFS: ¿Y en la búsqueda de esa política, qué se debería hacer para que esas relaciones se fortalezcan?

NS: Si Estados Unidos desea recuperar terreno debería soñar con la unidad americana y tener en cuenta que ese patio trasero que ha sido América Latina puede ayudar mucho estrategias de relaciones internacionales, no solo para ellos, sino también para nosotros mismos.

OFS: ¿Desde su punto de vista, qué ha significado Barack Obama en estos años que lleva de gobierno?

NS: A Barack Obama lo veo como un símbolo para los que nos gusta la democracia  y la superación. El actual presidente de los Estados Unidos representa muchas cosas al mismo tiempo, no solo por sus orígenes, sino también con temas religiosos, por  la manera como convenció a los suyos para que lo eligieran y la forma como ha gobernado a su país en medio de tantas dificultades. Es por esto que, en lo personal, le apuesto a Obama, pero me encantaría que se comprometiera un poco más con la comunidad hispana que son quienes desde mi punto de vista podrían definir las elecciones norteamericanas.

 OFS: Lo anterior en cuanto a Barack Obama, sin embargo no hay que olvidar que el candidato Mitt Romney está dando una fuerte pelea, y en su discurso no ha mencionado mucho a la población latina.

NS: Tiene razón.  Él lo único que ha hecho es reclamarle a Obama que no ha tenido clara una política a seguir con la comunidad latinoamericana. No creo que si Romney llegara a la presidencia, las cosas van a mejorar. No le veo ese interés porque esto ocurra.

OFS: Colombia inicia unos diálogos de paz con la guerrillas de las Farc, ¿cuál cree usted que sería la posición más conveniente desde los Estados Unidos para este proceso?

NS: Para que este proceso de paz se pueda llevar con la tranquilidad que se requiere, es necesaria una política de respeto de parte de los Estados Unidos. También creo que es necesaria la colaboración de este país en el caso de que se llegue a una etapa de postconflicto brindándoles asilo a quienes se vienen a la paz.

OFS: ¿Cree que sea necesario reforzar acuerdos comerciales para que la crisis económica en los Estados Unidos no repercuta en materia comercial en Colombia?

NS: Soy bastante amiga de los acuerdos de libre comercio, sin embargo es claro que estas negociaciones, sin cruzar, sin sumar, pueden amenazar las relaciones comerciales con este país como en efecto ocurre en estos momentos. A lo que la globalización nos lleva es a que donde es barata la mano de obra, van a llegar los inversionistas con el argumento de ser más competitivos, pero cuando las cosas mejoren y los productos se encarecen, entonces estos migran hacia donde encuentran condiciones que consideran adecuadas, que en últimas no es malo porque obligaría a que los países tengan unas condiciones mucho más igualitarias en materia de competitividad, porque esas diferencias no va a hacer posible mantenerlas.

OFS: ¿Qué políticas cree usted que debe continuar Obama para que las condiciones económicas de su país mejoren?

NS: El tema de los banqueros en los Estados Unidos es repugnante. La banca creció de manera exorbitante y no se le puso un límite, eso produjo que la gente se endeudara sin medir las consecuencias y estos señores no han asumido su responsabilidad. Ahí está un primer reto porque el sector financiero no puede seguir jugando con las mismas políticas.  También creo que debe seguir avanzando en temas educativos, tecnológicos y mirar hacia el resto de la región.

OFS: ¿Le parece que son adecuadas las relaciones comerciales que se tiene con los Estados Unidos?

NS: Son buenas, pero se han quedado cortas, es necesario ampliar los intereses no quedarse solo en lo económico, es bueno que pensemos en lo político y en lo fiscal, por ejemplo.

OFS: ¿Es posible ampliar los campos de relación con los Estados Unidos, mientras se siga pensando en tener a Chávez como nuevo mejor amigo?

NS: Por supuesto. Nada de esto es incompatible y Estados Unidos no debe entrometerse en las relaciones de Colombia con sus vecinos. América Latina debe buscar su propio camino y esto debe ser respetado. Insisto en lo que se debe pensar es en la unión porque hay economías que están dando la pelea, como las de India y China.