Foto: Dario F. Cepeda, presidente del Concejo de Bogotá.

/ Por Reina Lucía Valencia V*. Darío Fernando Cepeda, presidente del Concejo de Bogotá por Cambio Radical, en entrevista con ArcoIris.com hizo un balance de gestión de la Corporación y habló de cómo están las relaciones entre los concejales y la administración del alcalde Petro. Cepeda también se refirió a los reveses de la Administración y advirtió que Petro se eligió para ser Alcalde y no para que fuera el presidente de Bogotá. 

¿Cómo recibe el Concejo de Bogotá la administración de Gustavo Petro y cuáles expectativas tenían?

Cuando comienza una nueva administración se tienen todas las expectativas. Las teníamos en movilidad, educación, salud y seguridad y esperábamos que esta administración planeara en los primeros meses y presentara un plan de desarrollo muy bueno y lograra articularse con nosotros. Bogotá venía de un desastre de las administraciones pasadas no sólo la de Samuel Moreno, sino también la de Lucho Garzón. Nosotros esperábamos que esta administración se pusiera al día, pero no.

El Plan de Desarrolló no sólo enmarcó un proyecto de ciudad, sino también las relaciones del Concejo con la administración.

El Concejo logró hacer modificaciones sustanciales al Plan de Desarrollo presentado por la administración y salió más fortalecido. En cuanto a la ejecución, el alcalde Petro dijo que tenía que hacer primero lo de la Bogotá Positiva antes de que llegara la Bogotá Humana. Eso no importa porque las necesidades de Bogotá son las mismas y no les importa el membrete. La dirección y la política son diferentes para un plan específico, pero las necesidades se mantienen de un alcalde a otro y hay que solucionarlas. Eso es lo que el alcalde Petro no ha hecho hasta el momento y las expectativas están en rojo. El Alcalde se ha dedicado a echar globos y a seguir siendo parlamentario, olvidándose que es Alcalde. Se eligió para ser Alcalde y no para que fuera el presidente de Bogotá.

¿Cómo se han dado las relaciones entre el Concejo y la Administración?

De respeto total porque se ha respetado la independencia del Concejo y de la Administración. Eso si hay que reconocérselo al alcalde Petro. Nuestro contacto con el Alcalde es a través de proposiciones para que atiendan debates de control político y los proyectos de acuerdo para estudiarlos en conjunto.

Háblenos de las dificultades

El primer secretario de Gobierno ofreció cuotas burocráticas para el Concejo de Bogotá y en ese momento el Concejo en pleno y mi bancada, Cambio Radical, la rechazamos. A raíz de eso se conformó una coalición independiente de la Administración y de su movimiento político para que los dos organismos actuaran con completa independencia como lo hemos hecho hasta hoy.

¿Cómo se dio el escenario de oposición en 2012?

Mi partido Cambio Radical apoya y apoyará todas las iniciativas del señor Alcalde, llámese Petro o cualquier otro que beneficien a la ciudad.  Y las que no sean positivas las vamos a negar. Por ejemplo, el señor Alcalde presentó su proyecto de presupuesto por 13.6 billones de pesos, tuvimos más de 70 horas de discusión y 14 sesiones continúas y se aprobó por Acuerdo, pero el Alcalde lo objetó por problemas jurídicos, aunque se le autorizó lo que trajo. Lo sancionó porque en el Concejo no le aprobamos la compra de un banco. Si no puede con las basuras mucho menos con un banco. ¿Si no sabe administrar y no sabe dirigir una empresa de basuras cómo vamos a arriesgar un capital grande para crear un banco?

¿Y qué pasó con el cupo de endeudamiento?

En la discusión del cupo de endeudamiento que el Alcalde llevó al Concejo hubo falta de liderazgo y de coordinación por parte de la Administración Distrital. No se aprobaron los 4.6 billones de pesos de cupo de endeudamiento, pero se presentó ponencia positiva para aprobar 1.9 billones para garantizar la construcción del metro, el tranvía y el metro-cable. Para que le damos más plata al alcalde Petro si no la puede ejecutar y prueba de ello es que en esta vigencia de 2012 sacó 1.3 billones de pesos por incapacidad para ejecutarla. Mas plata para qué si no puede gastar la que tiene.

¿Cuáles fueron las iniciativas de los Concejales que tuvieron mayor éxito en 2012?

Hemos firmado 25 acuerdos para la ciudad, entre ellos el plan de acción cuatrienal, el sistema de información para urbanizadores y la creación de la secretaria de la mujer, la cual quiero resaltar que aunque es iniciativa de la Administración, personalmente yo presenté ese acuerdo y con la bancada coadyuvamos al proyecto para sacarlo adelante. Aunque logramos crear la secretaría muy a mi pesar, a esta hora, ya terminando el año, no tenemos secretaria.

¿Cuáles fueron los temas coyunturales que merecieron control político por parte del Concejo?

Desde el primer día que me posesioné como presidente del Concejo les dije a los concejales que íbamos a hacer control político en tiempo real. Eso quiere decir que cuando pasa una situación importante nosotros tenemos que abordarla para hacer la discusión. Hicimos controles políticos que duraron hasta 10 horas por ejemplo los debates de la ALOP, Transmilenio, Sistema Integrado de Transporte, movilidad, salud, entre otros. En el control político no sólo se escuchaban a los concejales y a la Administración, sino que se crearon comisiones de seguimiento para que además de la discusión se hiciera acompañamiento para buscar soluciones.

¿Y el tema de las basuras?

Es un tema que nos tiene mortificados a la gran mayoría. Al tema de basuras le hicimos cuatro plenarias, cada una de 8 horas, donde se le advirtió al Alcalde que el esquema de basuras cero iba a colapsar porque la Administración no estaba preparada. Como dicen las mamás: ¡se lo advertimos! y le fue mal. Tuvo que volver con los antiguos operarios después de críticas grandes como que ellos le estaban robando y cobrando de más a los bogotanos y sus empresas eran dirigidas por mafiosos y paramilitares. Tuvo que recoger sus palabras y sentarse con ellos para evitar la debacle. Yo celebro que por fin el Alcalde haya tenido un acto de coherencia para sortear el tema de las basuras. Y eso es como dice Chespirito: como digo una cosa, digo la otra. Hay que mandar todas estas acciones del alcalde Petro al Museo de Chespirito en México, el cual está próximo a inaugurarse.

Cómo consecuencia del control político ¿Cuáles fueron las frustraciones que quedaron?

En el primer control político que se le hizo al Alcalde con presencia del Ministro, hay que recordar que este año nos acompañaron ministros y otros altos funcionarios del Gobierno nacional para que nos apoyaran en dicho ejercicio. En ese primer debate sobre la ALOP, la Avenida Longitudinal de Occidente, fue el primer globo que lanzó Petro. Hay que resaltar que una de las cosas brillantes que hace el Alcalde es la forma mediática, el lanza ideas y a veces las pone en práctica, pero también peligran como lo sucedido con las basuras. Hay frustraciones grandes que sirvieron de escenario para la forma mediática, pero no para resolver los problemas de la ciudad.

Hablemos del tema de vivienda, ¿Cómo van las viviendas de interés prioritario y de interés social?

Nuevamente la izquierda en Bogotá se raja en vivienda. Llevamos 9 años debiéndoles a los más pobres solución de viviendas. Lucho Garzón no pudo, Samuel Moreno no pudo y el alcalde Petro no va a poder. Él prometió construir 70 mil viviendas de interés social y cerrando el primer año no alcanzó ni al 10 % de lo prometido. Es más, no aprovechó la oportunidad que el Gobierno nacional le dio a través del Ministerio de Vivienda para tener 10 mil viviendas de interés prioritario, no fue capaz de ubicar y solucionar prontamente los lotes con servicios y en este momento vamos a tener 3 mil y creo que no vamos a alcanzar ni a las 1.500.

¿Cuáles son los problemas más sensibles de Bogotá?

El que salta a la vista son las basuras, la movilidad y en cuanto al Sistema Integrado de Transporte se está haciendo una campaña para educar a la gente, también se requiere educar a los ciudadanos para que reciclen. Otro tema muy sensible y que ha aumentado considerablemente en esta época es ni siquiera percepción, es la inseguridad que están viviendo los bogotanos. Volvimos al raponeo, al fleteo y al atraco vulgar en las esquinas. Por último está el tema de la salud.

¿Cuáles son los retos para el Concejo y la Administración en 2013?

Los retos para la administración de Petro son totales. Espero que esa incapacidad que él tiene para gobernar la reconozca porque uno tiene que reconocer sus debilidades. Y Petro necesita reconocer que ha sido incapaz este año y necesitamos que en estos días de reflexión cambie la soberbia y se quite el chip de senador y se ponga el de Alcalde para que administre. Los retos están en movilidad, seguridad, salud y asuntos sanitarios.

El gran reto del Concejo es mantener el control político en tiempo real como lo hemos hecho hasta hoy y seguir trabajando con compromiso como lo hemos venido haciendo por la ciudad. Se viene el cupo de endeudamiento, la reforma tributaria nuevamente y el POT, entre otros.

*Periodista del Portal ArcoIris.com.co