Luis Alfonso Hoyos dejó la Embajada de la OEA hace un año largo, para asumir la dirección del Sena en remplazo del Padre Camilo Bernal.

Le presentó su carta de renuncia el pasado  13 de diciembre al presidente Juan Manuel Santos. El malestar de Hoyos, lo originó las presiones políticas con apetito burocrático de los distintos sectores de la coalición de gobierno, que se agudizó con el trámite de la Reforma Tributaria.

Luis Alfonso Hoyos, el último de los  uribistas ´purasangre´ con cargo en el alto gobierno, presentó su renuncia. Santos guarda silencio.

Hoyos optó por aparecer poco en el Congreso, e incluso a sabiendas de la importancia que tenía para el Sena el tema de los parafiscales.

Una vez se retire del cargo, entraría a apoyar el proyecto político del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, quien es un hombre de su confianza.

El presidente Santos se ha hecho el de la vista gorda con la renuncia, pero Hoyos está decidido a dejar el cargo.