Álvaro Uribe Vélez recibe: $25.838.213, por otra parte el ex presidente Conservador Andrés Pastrana Arango recibe cada mes: 21.956.000. El ex mandatario liberal Ernesto Samper Pizano: $21.956.000, mientras que Martha Blanco de Lemos, viuda y ex esposa de Carlos Lemos Simmonds obtiene mensualmente: $21.956.000, tan sólo porque su ex esposo se desempeñó por los últimos 9 días del mandato  presidencial de Ernesto Samper Pizano como el mandatario de los colombianos.

El ex presidente César Gaviria recibe mensualmente $21.956.000, así como también Belisario Betancur quien recibe los mismos: $21.956.000.

Por otra parte Amparo Canal de Turbay, viuda del ex presidente Julio Cesar quien gobernó entre 1978 y 1982 recibe $21.956.000. Cecilia Caballero de López, Viuda del ex presidente Alfonso López Michelsen y quien dirigió a Colombia entre los años de 1974 y 1978, recibe mensualmente: $21.956.000

Otra  mujer viuda de un ex presidente como lo es María Cristina Arango de Pastrana, ex esposa del ya fallecido ex presidente Misael Pastrana Borrero, recibe una mesada de $17.871.000. Mientras que José Gregorio Hernández ex magistrado de la Corte Constitucional, tiene una pensión de 17 millones de pesos mensualmente.

Lo más llamativo de esta situación, es que el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez recibe una mesada pensional  superior al salario del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que es de $23.460.630.

La polémica en materia pensional en el país está servida. Más de 11 billones de pesos le cuesta a la Nación pagar las pensiones de expresidentes, funcionarios de la Justicia, Congreso y algunos integrantes de organismos de control.

En la actualidad en el país existen 1.793.323 personas pensionadas, de las cuales tan sólo 1.032 tienen una mesada de 25 salarios mínimos. De ahí, 600 pensionados pertenecen al Fondo de Previsión Social del Congreso de la República (Fonpecon).

Quien tiene la última palabra es la Corte Constitucional, que debe tomar la decisión entre la frontera de los derechos adquiridos y la equidad entre millones de colombianos quienes no superan de mesada pensional de uno a dos salarios mínimo.