Datos que vale la pena recordar de Hugo Chavez

Miles de seguidores acompañan el cortejo fúnebre de Chávez en Caracas. Cortesía: tn.com.ar

A continuación, algunos hechos clave sobre Chávez: Nacido el 28 de julio de 1954 en el seno de una familia pobre en los llanos de Venezuela, Chávez soñaba con ser pintor o jugador de béisbol profesional en las grandes ligas de Estados Unidos.

– Su niñez en la Venezuela rural, pobre pero feliz, a menudo alimenta las anécdotas que usó al hablar sobre política. Aunado a un carisma formidable, sus raíces humildes lo han ayudado a forjar una fuerte conexión emocional con muchos pobres de Venezuela, quienes lo veían casi como un miembro de su familia.

– El teniente coronel retirado pasó buena parte de su carrera militar conspirando con otros soldados de izquierda para derrocar al poder político tradicional.

– En 1992, cuando encabezó un fallido golpe de Estado contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, vio luz su carrera política. El corto discurso que pronunció -usando su famosa boina roja- antes de ser encarcelado motivó a muchos venezolanos y lo empujó a la presidencia como un líder populista.

– Tras ser indultado, Chávez realizó una gira por Venezuela en la campaña para las elecciones de 1998, asumiendo el mandato a inicios de 1999. Para muchos votantes, simbolizó un nuevo comienzo tras décadas de gobiernos que casi no prestaron atención a sus necesidades y que eran considerados ampliamente como corruptos y autocomplacientes.

– Medios privados y líderes empresariales se le opusieron fuertemente por promover leyes que afectaron a todos los sectores del país y en el 2002 un grupo de políticos y tropas disidentes le dieron un golpe. El gobernante fue llevado en avión a una base militar en una isla del Caribe.

– Dos días después, militares leales lo volvieron a colocar en el poder entre manifestaciones de sus partidarios. El drama de su retorno como Presidente ha adquirido matices cuasi religiosas para algunos apasionados “chavistas”.

– Chávez acusó a Estados Unidos, al que critica como un imperio decadente y beligerante, de haber estado detrás del golpe de Estado y afirma que temió que pudiera haber sido asesinado.

– El mandatario ha gozado de un amplio apoyo entre los pobres del país, en parte gracias a un enorme gasto estatal para expandir los programas de salud y educación, financiados por ingresos petroleros.

– Ha amenazado varias veces con interrumpir los envíos de crudo a Estados Unidos -incluyendo cuando acusó al entonces presidente estadounidense George W. Bush de respaldar el golpe del 2002-, pero nunca lo hizo.

– Inspirado por su amigo y mentor, el cubano Fidel Castro, Chávez llevó a Venezuela por un camino cada vez más radical, nacionalizando buena parte de la economía y administrando al Gobierno con un estilo, según muchos, autocrático.

–  Sus opositores lo acusaron de reprimir a los críticos, de dilapidar ingresos petroleros récord y de ahuyentar a los inversores al expropiar activos, desde tiendas y granjas hasta proyectos multimillonarios de refinerías administrados por empresas extranjeras de energía.

–  Chávez tuvo un estilo deliberadamente populista, usó un lenguaje enérgico y colorido que se alimentó de la cultura machista de los llanos de su juventud y de las barracas de su carrera militar. Como Fidel Castro, fue conocido por largos discursos transmitidos por televisión que duraban hasta altas horas de la noche. Llegó a hablar nueve horas y media seguidas.

– El presidente venezolano anunció a mediados del 2011 que estaba siendo tratado por un cáncer. Fue sometido a cuatro operaciones en Cuba, donde le extirparon dos tumores malignos, pero se declaró completamente curado en julio, justo antes de la etapa final de su campaña electoral.

– Tan sólo dos meses después de ganar las presidenciales de octubre, volvió a anunciar una recurrencia del cáncer y el 11 de diciembre se sometió a una nueva intervención quirúrgica en La Habana. Antes de viajar a la isla, designó al vicepresidente Nicolás Maduro como su potencial sucesor si algo le ocurriera.

– Casi tres meses después de la cirugía, Chávez falleció tras una nueva infección respiratoria, calificada por el Gobierno como “severa” y en medio de un difícil postoperatorio en que solo fue visto en un puñado de fotos por los venezolanos.