Imagen: cortesía Soho.com.co

Deja en claro además, que está tratando de llevar a cabo una importante y oportuna  intermediación entre los comerciantes y agricultores del país y los gobiernos nacional, distrital y departamental, para que a futuro se logren superar los problemas que padecen quienes participan en la cadena agroalimentaria, y que debe ser respetuoso de las medidas que desde el ministerio de Agricultura se dicten en lo que tiene que ver con el tema agrario. El funcionario aseguró además que, entre las luchas que está dando al interior de la central de alimentos más grande del país, se encuentran la seguridad, el tema ambiental y por supuesto la lucha contra la politiquería, la que según él, no debe hacer presencia en su interior.

¿Porque no se ha visto ha visto a Corabastos más activo en el debate que se está dando en el momento sobre  el  modelo agrario en Colombia?

Mauricio Parra (MP): Corabastos debe ser respetuosa de las políticas que se trazan desde el ministerio de Agricultura, que es el  órgano rector en nuestro país en el manejo agrario.

¿Pero entonces que papel está cumpliendo Corabastos en  este debate?

MP: La central de Abastos está cumpliendo la labor de acercar más al comerciante con el ministerio de Agricultura y todas las entidades que de una u otra manera, tienen que ver con este tema. A nosotros nos preocupa mucho la calidad de todos los productos que se venden en su interior, y es justamente por esto que queremos plantear estas inquietudes al gobierno central.

La búsqueda de una mayor calidad en los productos agrícolas no es una preocupación nueva…

MP: Es cierto, y en los diálogos que hemos tenido con el gobierno central,  hemos llevado otras propuestas, como por ejemplo, descentralizar la actividad comercial de Corabastos a las zonas productoras, para preguntarle a las personas que están  en el campo sembrando la papa y la yuca, ¿Cómo quiere que los productos lleguen hasta el consumidor? ¿Qué condiciones deben cumplir?, etc.

¿Qué   fin tiene esta idea,  más allá de querer escuchar las dudas e inquietudes del productor agrícola?

MP: Que tanto el productor como el comerciante, estén seguros de la calidad de sus productos y las condiciones del mercado, porque este es un comercio donde se debe mantener ese  “gana- gana” para todos los agentes que intervienen en la cadena agroalimentaria.

Para que ese “gana–gana” se mantenga, también es necesario que se entre en el debate por una mayor seguridad alimentaria,  y tampoco se ha visto a la central de Abastos discutiendo sobre este tema.

La seguridad alimentaria debe mirarse de una manera cuantitativa, pero también cualitativa. Cuantitativo para que asegure esos porcentajes que requiere el país, en este caso Bogotá que recibe el 80% de lo que llega a la central de Abastos,  y en el orden nacional un 30 o 40%. Ahora, cuando digo cualitativamente, es porque nosotros sabemos que la seguridad como tal debe traer un seguimiento en la calidad de los productos que con ella llegue. La central de Abastos ha venido fortaleciendo en su interior,  la aplicación de las buenas prácticas agroalimentarias desde los lugares de producción, aquí también se están llevando a cabo programas de manipulación de alimentos, porque no se hace nada con que el producto venga bien desde el campo,  sí  al llegar aquí, no recibe el manejo adecuado.

¿Qué cambios se están generando desde la central de Abastos para superar los momentos críticos que ha tenido que padecer?

MP: He trabajado bajo un lema, “la legalidad debe ser transversal en todos los procesos”. Esa legalidad se debe trabajar en consenso con la comunidad de Corabastos, por eso me he empeñado en promover esa  confianza,  tan necesaria  para luchar contra la ilegalidad, que era bastante alta en el momento en que tomé el cargo.

¿Ha recibido el acompañamiento de los gobiernos nacional, departamental y distrital en su labor?

MP: Los hemos invitado a que sean partícipes, no solamente en la junta directiva, sino también en la operación que a diario se ejerce en ella. Corabastos es un hijo de los tres gobiernos, pero parece que fuera un hijo no reconocido. Reclamamos que estos señores cumplan un papel de acompañamiento constante en todos los procesos, no solo en las asambleas.

¿Y en lo que tiene que ver con seguridad como van las cosas?

MP: Cuando tomé el cargo el factor de inseguridad era uno de los temas que más preocupaban a la comunidad. Actualmente tenemos una buena relación con el comandante de la Policía Metropolitana, lo mismo con la Estación de Policía de la localidad de Kennedy.  Esto nos ha permitido montar todo un plan estratégico de vigilancia,  acompañados  por la Secretaría de Gobierno de Bogotá, la Gobernación de  Cundinamarca y la Fiscalía General de la Nación.

¿En la actualidad  que resultados arroja esa alianza?

MP: Le puedo asegurar que hemos dado excelentes resultados. Por ejemplo, ya estamos impactando menos del  2% de la situación de inseguridad que se vive en la localidad de Kennedy, y en la UPZ 80, a la que pertenece Corabastos, registramos menos del 1% en los hechos violentos que ocurren en su interior. Esto se logró gracias a que nos hemos organizado mejor para enfrentar este fenómeno, con una mejor comunicación entre nosotros mismos,  que a su vez permite que las autoridades se enteren de alguna situación en particular,  que amenace la normal tranquilidad en la central. A la delincuencia que existe en Abastos la vamos a derrotar, y espero que lo mismo ocurra en todas las centrales de alimentos en el país.

¿Cómo sacar la politiquería de Corabastos?

MP: Corabastos tuvo una época en donde la politiquería hizo fuerte presencia, dejando que se tomaran decisiones que no le  favorecieron en nada, por eso estamos trabajando fuertemente,  para que las personas que tienen negocios aquí, sepan ejercer su libre elección de votar por  quienes nos representan en el Concejo, la Junta Administradora Local, el Congreso de la República etc., pero que esto lo hagan de puertas para afuera, porque la politiquería no tiene porque estar adentro de la central de alimentos más importante del país.

¿Es posible solucionar el problema del manejo de las basuras en Corabastos en el corto o mediano plazo? 

MP: Debo confesar que el primer cuello de botella que tenemos en ese tema es el contrato con la firma encargada de la  recolección de las basuras. Este se encuentra en un trámite judicial en espera de un fallo. Mientras,  estoy en la tarea de exigir que se cumpla lo pactado;  que al interior de Corabastos haya 600 canecas, no 150; que se contraten 60 Containers y no 18; que haya presencia oportuna de los escobitas,  porque al interior de la central se producen alrededor de 100 toneladas diarias de material que se puede aprovechar, y que el resto se vaya para doña Juana. Todo esto se ha logrado cambiar, pero no es suficiente,  porque  debemos fortalecer la cultura en las personas que,  por una u otra razón hacen presencia en la central, porque sin una buena campaña de cultura ciudadana, es muy difícil cuidar del medio ambiente en Corabastos.

* Entrevista publicada en el Periódico de la Corporación Nacional de Comerciantes de Corabastos   -Noticonalco-