El misterioso sufragio que llegó a Arco Iris

Un grupo de exintegrantes de la guerrilla del ELN está denunciando amenazas, justo cuando el Gobierno está considerando acercamientos exploratorios de paz con ese grupo insurgente. La Silla supo, de hecho, que uno de los mencionados en un sufragio que llegó a la Corporación Nuevo Arco Iris el pasado martes ha sido consultado por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y está apoyando con ideas sobre cómo podría ser la agenda de paz con el ELN.

Según Arco Iris -la ONG experta en el conflicto desde donde se han hecho investigaciones como la de la parapolítica y la del gobernador de La Guajira ‘Kiko’ Gómez- el sufragio llegó el martes a eso de las 5 de la mañana y fue introducido por debajo de la puerta de su sede. Allí amenazan de muerte a Fernando Hernández (presidente de Arco Iris a quien mencionan con el nombre que usaba en el ELN: Jacinto Ruiz), Antonio López (socio de Arco Iris), Antonio Sanguino (concejal de Bogotá, expresidente de Arco Iris), Alberto Cabeza (exdirectivo de Arco Iris en Santander), Édgar Ruiz (exgerente del Acueducto y socio de Arco Iris) y Alejo Suárez (un líder campesino histórico en Sucre, también vinculado a Arco Iris). Todos ellos son desmovilizados de la Corriente de Renovación Socialista, que fue una disidencia del ELN que se creó para facilitar esa desmovilización.

También aparecen en la amenaza ‘Felipe Torres’, quien hizo parte del ELN más no de la Corriente y tampoco está vinculado a Arco Iris. Y la líder de restitución de tierras Carmen Palencia, quien no tiene nada que ver ni con el ELN ni con esa ONG.

Felipe Torres, según pudo precisar La Silla, es el amenazado que está vinculado a los acercamientos exploratorios de paz con el ELN.

La denuncia de Arco Iris ya llegó a oídos de Andrés Villamizar, director de la Unidad Nacional de Protección, y de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. Y mañana los mencionados en el sufragio se reunirán con Villamizar.

Fernando Hernández, el presidente de Arco Iris, dijo que temen que la amenaza se deba a la posibilidad de los diálogos con el ELN pero no descartó que también pueda tener que ver con la reciente captura del gobernador Kiko Gómez o con el tema de tierras, debido a que Carmen Palencia y Alejo Suárez son unos líderes reconocidos en ese asunto.

Andrés Villamizar, por su parte, afirmó que “el Gobierno no va a permitir que les pase nada a personas que se la han jugado por la paz”.

Arco Iris también le dirá mañana a Villamizar que hace dos semanas se le entraron a la sede de la corporación y les robaron dos computadores.

Estas amenazas se suman a las que han recibido este año León Valencia y Ariel Ávila (exmiembros de Arco Iris), la investigadora Claudia López (quien también ha trabajado con esa corporación) y el periodista Gonzalo Guillén, aparentemente por sus indagaciones sobre Kiko Gómez.

Tomado de: http://lasillavacia.com/queridodiario/el-sufragio-que-llego-arco-iris-45899