Se aceleran conversaciones para frenar el paro