Desmovilización del Bloque Catatumbo, ocurrida el 10 de diciembre de 2004, en Tibú, Norte de Santander. Salvatore Mancuso lideró la entrega de armas. Foto: archivo Semana.

Desmovilización del Bloque Catatumbo, ocurrida el 10 de diciembre de 2004, en Tibú, Norte de Santander. Salvatore Mancuso lideró la entrega de armas. Foto: archivo Semana.

Un archivo, en el que aparecen reseñadas 13.919 personas muertas entre 1997 y 2005, contiene, también, los comentarios de algunos de los paramilitares que operaron en el departamento sobre 966 de esas personas, asesinadas bajo las órdenes de, entre otros, Jorge Iván Laverde Zapata, alias El Iguano, excomandante del Frente Fronteras de las Autodefensas Unidas de Colombia. Primera entrega: 1999-2001

Desmovilización del Bloque Catatumbo, ocurrida el 10 de diciembre de 2004, en Tibú, Norte de Santander. Salvatore Mancuso lideró la entrega de armas. Foto: archivo Semana.
Las historias sobre el horror paramilitar que se vivió en Norte de Santander entre 1999 y 2004 parecieran no acabar nunca.

Los asesinatos, las masacres, las desapariciones, los desplazamientos, las violaciones y las torturas, fueron el diario vivir de gran parte de los habitantes del departamento que, durante 5 años, soportaron las inclemencias de más de 1.000 hombres que, so pretexto de erradicar a las guerrillas de las Farc y el Eln, llegaron a esta región del país para terminar convertidos en narcotraficantes ávidos de poder y dinero.

La Opinión tuvo acceso exclusivo a un archivo confidencial, propiedad de varios exparamilitares postulados al proceso de Justicia y Paz en el que, sin ningún tipo de pudor, relatan, con excesivo detalle, los pormenores sobre 966 asesinatos cometidos en Cúcuta, Tibú y La Gabarra.

En esta especie de ‘lista del horror’, los excomandantes Jorge Iván Laverde Zapata, alias El Iguano; Albeiro Valderrama Machado, alias Piedras Blancas; Lenin Giovanni Palma Bermúdez, alias Álex y José Mauricio Moncada, alias Mocoseco, entre otros, cuentan cómo siguiendo órdenes o por iniciativa propia, llevaron a cabo muertes selectivas, masacres, desmembramientos y desapariciones de cadáveres durante la toma que hicieron de gran parte del territorio nortesantandereano.

Algunos de los episodios narrados a continuación en las propias palabras de sus autores, esconden tras de sí la verdad de cientos de homicidios, de los cuales solo hasta hoy se sabrá la forma en que se cometieron y la motivación que existió para que se llevaran a cabo.

En el archivo al que tuvo acceso este diario, los testimonios de los paramilitares aparecen diferenciados por colores en una gran tabla de Excel donde los responsables de estos crímenes no solo comentan sus muertes, sino que se advierten entre sí de las posibles contradicciones en las que podrían estar cayendo ante los señalamientos que hacía el entonces fiscal de Justicia y Paz, Leonardo Augusto Cabana Fonseca, por las inconsistencias presentadas en los relatos de algunos crímenes.

En los comentarios, los ‘paras’ se cuidan de no ir a repetir hechos o equivocarse en las fechas en que cometieron los crímenes, dejando advertencias como ‘pilas, esta muerte no puede ser a la misma hora de la otra porque nos contradecimos’.

A continuación, La Opinión extrae apartes de los escabrosos relatos hechos por los paramilitares sobre la forma en que fueron asesinadas estas personas.

El total de las víctimas y los comentarios hechos sobre sus muertes puede ser consultado en la página web www.laopinion.com.co/victimas/, donde además se pueden realizar búsquedas por nombre, sexo, lugar, victimario, año y mes en que tuvo ocurrencia el hecho.

Por Jhon Jairo Jácome Ramírez y Karina Judex Balaguera, diario La Opinión

Leer artículo completo: http://www.verdadabierta.com/victimas-seccion/asesinatos-colectivos/5384-la-lista-del-holocausto-paramilitar-en-norte-de-santander