Luis Puche“No importa lo que se firme en la Habana”

Sin importar lo que se firme en La Habana, que por demás es importante, determinante, justo y necesario, no solo para desarmar los espíritus bélicos de los guerreristas, recoger las armas ilegitimas de los alzados insurgentes, devolver en zonas ancestrales la responsabilidad del Estado, al que le compete, iniciar un proceso de transición de excombatientes; es necesario llamar a uso de buen retiro de mandos principales, medios y combatientes rasos de la guerrilla de las Farc-EP y de nuestras Fuerzas Armadas- FFAA-.

Buscando luego que, con su asesoría y acompañamiento, contribuyan en la reconstrucción de la seguridad rural, el desminado en zonas infectadas de estos artefactos artesanales e industriales, en la defensa del ambiente y la mega diversidad de nuestros ecosistemas en contra de la minería ilegal y la minería legal, que contamina y depreda sin respetar los protocolos Nacionales e Internacionales de explotación sostenible, poner fin a los cultivos ilícitos y al narcotráfico –que un día fueron su principal fuente de financiación-, al tráfico de armas y la industria militar en toda su expresión logística: explosivos, armas de fuego de corto, mediano y largo alcance, comunicaciones, uniformes de campaña, botas y demás pertrechos para la guerra en contra de la vida…

Paz Territorial el reto

Con seguridad existen varias definiciones sobre el tema, algunos modelos conocidos, experiencias exitosas, otras baladíes en África, Asia, Centro América y Europa, principalmente, pero cada una de ellas con sus particularidades contextuales, con su normas constitucionales y de ley, sus acuerdos comunitarios, concertados socialmente con los principales actores de cada territorio, bajo modelos de justicia comunitaria basada en usos y costumbres, un modelo restaurativo que reivindica al sujeto por encima de la norma, debido a que no ve solamente, la falta contra el orden social o jurídico, sino al sujeto que falta a la norma, o los acuerdos pactados por la sociedad.

Un territorio que no estigmatice ni descrine, los excombatientes, a los victimarios y a sus víctimas, que los ponga en danza de reconciliación y paz para el futuro, sin desconocer el pasado, pero consciente que sólo en el presente se pueden construir las bases, los acuerdos, los pactos, para una verdadera garantía de no repetición en el futuro, donde prime el respeto por la diferencia, los Derechos Económicos Sociales y Culturales DESC y la paz…

Nada afecta la democracia como el exceso de normas y leyes que la ciudadanía no conoce, no interpreta y menos que todo, comprende, pero que igual está sujeto a ellas, puesto que fueron construidas con los parámetros constitucionales requeridos para obtener piso de legalidad, generando de suyo, un entramado jurídico que atrapa la democracia, asfixiándola indistintamente en su madeja legal debido a: los tiempos procesales, las pruebas, las instancias y toda una serie de requisitos que hacen de la justicia una verdadera trampa mortal y del estamento institucional un fortín de cánones normativos que cierran la maraña judicial, afectando la contratación pública, el acceso a la justica, la inversión social entre otras acciones que dependen de la trama legal…

El pasado 16 de septiembre del 2015 por ejemplo, la ACCE, Convivencia Caribe, la Corporación Nuevo Arco Iris, con otras organizaciones, del Distrito Turístico de Cartagena, convocaron un foro de candidatos a la alcaldía distrital y la gobernación de Bolívar, con el propósito de debatir sus apuestas políticas de cara al postconflicto. Dio tristeza ver como en un 99 por ciento los aspirantes a alcaldía y gobernación, no solo brillaron por su ausencia, sino que también escurrieron el bulto como se dice popularmente.

Por lo que queremos agradecer al aspirante a la alcaldía, Fabio Castellano del Partido Verde, Román Torres aspirante a la Asamblea Departamental y a los concejales activos: Américo Mendoza y Pastor Jaramillo, por apoyar y acompañar esta iniciativa llevada a cabo en las entrañas del Concejo Distrital de Cartagena, que amablemente prestó sus instalaciones para este ejercicio democrático, espacio en donde la comunidad, principalmente de conciliadores y conciliadoras en equidad del distrito, esperaba ávidamente conocer sus propuestas de paz territorial, dada las implicaciones que el conflicto armado viene produciendo en el Distrito.

Luis E. Sánchez Puche
Sociólogo
Corporación Nuevo Arco Iris
Presidente Alianza Nacional de Conciliadores/as en Equidad ACCE

Ver el documento completo en Los retos de las paces territoriales, la democracia del postconflicto (Foro Cartagena)