Declaración del Jefe de observadores de la Misión de la ONU sobre dejación de armas

Foto: Misión de la ONU en Colombia/ Jean Arnault, jefe de la Misión de la ONU en Colombia.

Este jueves 2 de marzo por medio de un comunicado el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, expuso el “inicio al proceso de dejación de armas de las FARC-EP” afirmando que “este proceso, debe concluir por acuerdo entre las partes, el día D+180, es decir el próximo 29 de mayo”.

Es necesario tener en cuenta que el proceso de Dejación de Armas –DA- debe cumplir con el registro, la identificación, el monitoreo y verificación de la tenencia, recolección, almacenamiento, extracción y disposición final de las armas, en ese orden.

El día miércoles 1 de marzo inició este proceso y como se manifiesta en el documento:

“La Misión de Naciones Unidas en Colombia inició con la implementación gradual de tres tareas específicas:
1. Identificación y registro de todas las armas en los campamentos temporales de las FARC-EP en las 26 Zonas y Puntos Veredales Transitorios de Normalización
2. Almacenamiento de las armas de los miembros de las FARC-EP que forman parte del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V); y
3. Planificación y verificación de la destrucción del armamento inestable, ubicado en las denominadas caletas.

Según los términos del Acuerdo, la Dejación de las Armas se realizará en áreas ubicadas en los campamentos de las FARC-EP en las Zonas y Puntos Veredales —los cuales están actualmente en construcción— respetando los estándares de seguridad internacionales para el almacenamiento de armas y municiones”.

Los recursos dispuestos por la Misión para la puesta en marcha de las tres corresponden a el equipo necesario para realizar la identificación y registro del armamento. Este material consta de:

  • El formulario técnico se utilizará para identificar y registrar armas individuales y de acompañamiento. En este formulario se incluye el seudónimo del miembro de las FARC-EP, el tipo de arma (fusil, ametralladora, pistola, escopeta, revolver, etc) y se asigna una réplica del código de barras adhesivo correspondiente. Las otras dos réplicas de código de barras adhesivo se colocan en el armamento identificado. Este mismo formulario se utilizará para las siguientes fases de la dejación de armas que son el almacenamiento y la inhabilitación de las armas permitiendo el cumplimiento de la trazabilidad del proceso de dejación de armas.
  • Este código de barras adhesivo es resistente al agua y a las condiciones climáticas extremas. El adhesivo cuenta con un sistema de seguridad para detectar si fue vulnerado.

Por otro lado se expone que han “realizado nueve cursos de capacitación para la totalidad de los observadores que realizan este proceso […] Para el almacenamiento de las armas, que en una primera instancia se hará con las armas de los miembros de FARC-EP que son parte del MM&V, contamos con 52 cajones metálicos reforzados que han sido desplegados a las 26 sedes locales” (Ver características de los cajones metálicos y de la destrucción del material en el documento anexo al final).

Para finalizar Jean Arnault resaltó “la decisión de las partes de invitar a un tercero, en este caso a las Naciones Unidas, para realizar la verificación de la dejación de armas” diciendo que ello “constituye un factor determinante para la credibilidad del proceso, basado en la amplia experiencia y conocimiento que cuenta la Organización”.

Ver DECLARACION DEL JEFE DE OBSERVADORES DE LA MISION DE LA ONU EN COLOMBIA