La MOE y la corporación Arco Iris pidieron sanciones para los partidos que hubiesen avalado a candidatos con problemas judiciales.

Las organizaciones veedoras de las elecciones advirtieron que según la ley a partir de estos comicios se debe iniciar un proceso de sanción a las colectividades que, pese a las advertencias del Gobierno, tuvieran problemas con la justicia.

León Valencia aseguró que el peso de superar esta situación está en el ejecutivo y en los partidos y no en la justicia, ella castiga pero su responsabilidad principal no es depurar la política.

Señaló “que esto no es tan difícil, pero hay que tener pantalones para decir no le doy el aval porque creo que no es un buen gobernante”.

De acuerdo con Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE) estas elecciones “deben ser de quiebre” y comenzar a sancionar a las colectividades como medida de detención de las prácticas ilegales en la política.

Barrios recordó que fenómenos criminales como la parapolítica no comenzaron con colectividades hoy bajo la lupa de la opinión pública y posiblemente la justicia como el PIN, MIO y Afrovides “sino desde el 98 con los liberales y los conservadores y no se detuvo ese fenómeno”.