Foto: Giovanni Moreno C.

Alexandra Rodríguez, Coordinadora del programa Bogotá y Concejo Cómo Vamos en entrevista con Arco Iris identificó los puntos fuertes y débiles del Plan de Desarrollo del Alcalde Gustavo Petro. También dijo que como el Plan es tan ambicioso se necesita el apoyo político del Concejo para sacarlo adelante. Propuso para mejorar las relaciones entre la Alcaldía y el Concejo acercarlas más al plano técnico. Por último solicitó de la Administración mayor argumentación del Plan.

¿Cómo valora el Plan de Desarrollo presentado por el Alcalde Petro al Concejo de Bogotá?

El Plan de Desarrollo incluye un modelo de ciudad distinto que necesitaría romper muchos de los ejercicios de planeación que se han hecho en Bogotá. Implica un modelo que va muy cercano a las necesidades sociales de la ciudad. Es un Plan bastante ambicioso en sus metas y expectativas.

¿Hay ambiente en el Concejo para aprobar el Plan de Desarrollo?       

Un Plan de Desarrollo con ese tipo de expectativas necesita una argumentación muy buena y teniendo en cuenta las distancias que ha habido entre la Administración y el Concejo es indispensable que la presentación y la discusión tenga más argumentos que los que están incluidos en el documento. Lo que están esperando los concejales y los que estamos siguiendo el proceso es que los funcionarios argumenten más allá de lo consignado en el texto y que demuestren que la ciudad es capaz de embarcarse en una apuesta de ese tamaño.

¿Por Acuerdo o por Decreto?

Igual arranca el Plan de Desarrollo. El tema es que traer el Plan de Desarrollo a debate en el Concejo parte del principio de que todos los partidos enriquece el Plan y hace que la Administración tenga que aterrizar un poco de cosas mucho más cercanas a la ciudadanía y mucho más realizables en el corto plazo. Que se ponga o no en práctica a partir de un Decreto no cambia mucho en términos de operación el Plan de Desarrollo, pero si le quita peso político.  Es un Plan que tiene unas metas muy amplias y va a necesitar el apoyo del Concejo y al ser aprobado por Decreto empieza con un punto atrás en los temas políticos y de apoyo a futuro. Adicional a eso yo creo que se perdería la oportunidad de que el Plan sea enriquecido dentro de la discusión en el Concejo.

¿Cómo se podrían mejorar las relaciones entre la Alcaldía y el Concejo?

Hay que sacarlas un poco del plano político, aunque claramente son relaciones políticas, pero relacionarlas mucho más en el plano técnico. Hay concejales muy bien preparados, que conocen mucho los temas de ciudad, y podrían terminar siendo aliados de las Administración si los argumentos técnicos y de sostenibilidad fiscal son suficientemente buenos para traerlos a su orilla técnica si bien no política.

¿Cuáles son los puntos fuertes del Plan de Desarrollo?

Es fuerte en el Plan que se incluya un componente poblacional. Sabemos que en la nueva versión del Plan se recogieron los aportes que se hicieron en los cabildos donde participaron poblaciones que son muy pequeñas y muy poco representativas en la ciudad. Adicionalmente es un Plan que apuesta a una lucha frontal contra la segregación y pensamos que Bogotá más que tener problemas de crecimiento económico o de pobreza, que están presentes pero que no son tan problemáticas, el tema de la segregación es el tema que menos competitivos nos hace y menos sostenibles socialmente en el largo plazo. Por otro lado, le apuesta a una cantidad de instrumentos que son novedosos como en el crecimiento urbanístico y eso puede generarle valor a la ciudad.

¿Cuáles son los puntos débiles del Plan de Desarrollo?

Negativo nos preocupa un poco el tema de los diagnósticos que se presentaron en el Plan porque usan información muy pequeña frente al universo de información que tiene Bogotá. No sabemos si comparado con el total de la información nos aleja un poquito de la realidad. Nos preocupa también el tema de líneas de base, de metas e indicadores. Si bien el documento que se presentó al Concejo ya incluye unos anexos, metas e indicadores, todavía es muy débil y deficitario. Si no se tienen líneas de base la meta es muy difícil de comprender porque no se sabe si es o no un avance. Nos sigue preocupando todo el tema de financiación. Las últimas decisiones de la Administración ha sido incluir el tema de financiación en el Plan de Desarrollo y eso hace mucho más difícil el cumplimiento de ese proyecto de financiación que tiene planteada la Administración.

/ Reina Lucía Valencia V.

Arco Iris