La liberación de los ciudadanos chinos y la voluntad de paz de las Farc

Foto: El embajador chino en Colombia, Wang Wiaoyuan, saluda a los liberados | tomada de america.infobae.com | crédito A.P

/ Por Luis Eduardo Celis*. Con la liberación esta semana de los ciudadanos Chinos: Zhau Hong, Yang Jing y TangGuo Fu y su traductor, en zona rural de San Vicente del Caguán, se cierra este capítulo que implicaba de manera directa a las Farc, aun cuando, nunca reconoció la autoría de este secuestro, ocurrido en junio de 2011, tanto el gobierno, como voces conocedoras de las región, no tenían dudas de la responsabilidad de la guerrilla.

Con este nuevo hecho, sumado a la decisión unilateral de un cese de hostilidades por dos meses, las Farc, dan una nueva muestra de estar interesadas en ganar un espacio de opinión favorable al proceso de diálogos y negociaciones, que continúa esta semana en la fase de discutir los temas de la agenda, en este caso el primer punto de desarrollo rural. Los otros gestos, fueron haber finalizado en enero la liberación de los militares y policías en su poder y haber anunciado en marzo la suspensión del secuestro, son hechos indicativos de que las Farc, le está apostando a ganar en condiciones para un deseable tránsito a una civilidad, vía un acuerdo, para dejar las armas y transformarse en una fuerza política.

El asunto de los cuatro ciudadanos chinos secuestrados, era un gran interrogante sobre la seriedad de las Farc, para cumplir su compromiso de no seguir secuestrando y de liberar a las personas que estaban en su poder, esto se da nueve meses después del anuncio de suspender el secuestro, lo cual por supuesto puede interpretarse como incumplimiento por las Farc a su compromiso, hecho fustigado por el ministro de la Defensa, quien ante el anuncio de la liberación de los ciudadanos Chinos calificó a las Farc de  “mentirosas y traidoras”, y existe una opinión ciudadana, que no le da ninguna credibilidad a la palabra de las Farc y a su seriedad en buscar un camino de entendimiento y que siguen afincadas en buscar la derrota militar, para lo cual se afincan en hechos como este.

¿Es un gesto real de paz de las Farc? ¿Por qué él grupo guerrillero que incumplió la promesa de abandonar el secuestro, ahora los deja en libertad? Análisis de las dos caras de la moneda de este episodio por Luis Eduardo Celis.

Otra cara de la moneda, es asumir que las Farc tienen su ritmo interno y que lograr aplicar una decisión como la tomada en marzo, sobre suspensión del secuestro y liberaciones, lleva un trámite  interno, como parece indicarlo el caso de los ciudadanos Chinos, que al darse por parte de estructuras del Bloque Sur, sobre el cual se especula, que no está comprometido con el proceso de diálogos y negociaciones en curso, mostraría otra realidad, fue el Bloque Sur, el que los liberó y mostraría su compromiso con las orientaciones generales de las Farc.

La liberación de estas cuatro personas es un hecho importante, no solamente por su connotación humanitaria, sino en el camino de construir credibilidad y confianza en que es posible desescalar este largo conflicto y ganar en credibilidad y respaldo ciudadano, a un proceso que la mayoría de Colombia desea que sea exitoso.

*Periodista del portal ArcoIris.com.co