Arauca vivió un paro cívico entre el 12 y 18 de febrero precedido por bloqueos sobre varios puntos de explotación petrolera desde el 21 de enero. La protesta puso sobre la mesa un conflicto por la forma en que se desarrolla la industria petrolera y su deuda social, ambiental, humanitaria y de derechos humanos, a juicio de las organizaciones sociales.

El paro fue enfrentado con la acción de la Fuerza Pública que dejó un saldo de 159 heridos, contando integrantes de los escuadrones antidisturbios y 186 detenidos, en medio de batallas campales que el país no vio.

El paro se levantó luego de que el ministro del Interior Fernando Carrillo se comprometió a expedir pronto un decreto que convoca un espacio permanente de diálogo y búsqueda de concertaciones, sobre las exigencias sociales, ambientales y humanitarias que motivaron el paro.

Este es el link donde se puede ver el borrador del decreto.

http://www.mininterior.gov.co/sites/default/files/recursos/Modificacion%20Comision%20DDHH%20Arauca.pdf