30 y 31 de mayo, MESA DE TRABAJO REGIONAL EN MONTERÌA
Las Mesas ya han pasado por Rionegro, Valledupar y Villavicencio

(Bogotá, mayo 30) Durante dos días, jueves 30 y viernes 31 de mayo, en Montería, departamento de Córdoba, se reunirán representantes de organizaciones de Córdoba, Bolívar, Sucre y San Andrés (Caribe 2) en la segunda ronda de las Mesas de trabajo regional para contribuir al fin del conflicto, una iniciativa de las Comisiones de Paz del Congreso de la República con el apoyo técnico de las Naciones Unidas.

Esta Mesa contará con la participación de Fabrizio Hochschild, coordinador del Sistema de Naciones Unidas en Colombia y representante del PNUD, quien junto con miembros de la ONU, otros cooperantes internacionales y congresistas, escucharán las propuestas de diversas organizaciones sociales de la región sobre los dos subtemas establecidos por los negociadores del Gobierno y las Farc en el Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera: derechos humanos de las víctimas y verdad.

En esta segunda ronda (la primera se efectuó entre octubre y noviembre del 2012) organizaciones, iniciativas, redes y plataformas de víctimas -y quienes defienden sus derechos-, empresarios, academia y gremios presentan sus propuestas que servirán de insumos a la Mesa de Conversaciones que se reúne en La Habana.

Todas las propuestas serán sistematizadas por Naciones Unidas y entregadas a las Comisiones de Paz del Congreso que a su turno las harán llegar a la Mesa de Conversaciones reunida en La Habana a través de las embajadas de los países garantes, Noruega y Cuba.

Cada Mesa de trabajo regional cuenta con 250-300 participantes en un equilibrio que garantice la representatividad de todas las víctimas. Y en todas los actos simbólicos y las expresiones culturales ocupan un lugar especial.

La Mesa de trabajo regional ya pasó por Rionegro, Villavicencio y Valledupar

En Rionegro, Antioquia, el 8 y 9 de mayo tuvo lugar la Primera Mesa de trabajo regional para contribuir al fin del conflicto con la participación de 350 víctimas de 157 organizaciones de Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda.

Los días 16 y 17 de mayo fue la Mesa de trabajo regional en Villavicencio con participantes de Casanare, Guainía, Guaviare, Meta, Vaupés y Vichada.

En esta segunda Mesa participaron 180 organizaciones de la Orinoquía entre organizaciones de víctimas, de mujeres y campesinas, comunidades indígenas y representantes de gremios, entre otros sectores.

También participaron los congresistas Luis Carlos Avellaneda, Juan Mario Laserna, Gloria Inés Ramírez e Iván Cepeda; el gobernador del Meta, Alan Jara Urzola y en representación del Sistema de Naciones Unidas, Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres. Además, asistieron 84 representantes de instituciones del Estado, sociedad civil y medios de comunicación de la región.

El senador Juan Mario Laserna explicó que el objetivo de los espacios de las Mesas es construir la verdad ya que sin ella no habrá libertad. Así mismo pidió perdón en nombre del Partido Conservador por lo ocurrido en las responsabilidades que les correspondan.

Por su parte, gobernador del Meta, Alan Jara Urzola, expresó que como víctima considera que es un evento especial porque tanto él como muchos han sido testigos del dolor que se ha vivido en la región. “Es en la paz donde podemos reencontrarnos todos”, dijo Jara, quien propuso al Gobierno Nacional invertir en la paz la misma proporción de recursos que se ha invertido en la guerra “ya que es necesaria una acción integral del Estado para que esas regiones y personas puedan tener un proyecto de vida diferente al armado”, concluyó.

La senadora Gloria Inés Ramírez agradeció el trabajo realizado por las víctimas e informó que trabajarán de inmediato en algunas de las propuestas presentadas, en especial lo relacionado con la reparación integral y en una modificación de la ley de Víctimas y Restitución.

La semana pasada (23 y 24 de mayo) representantes de diferentes sectores de La Guajira, Magdalena, Atlántico y Cesar se reunieron en Valledupar en la tercera Mesa de trabajo regional.

Los 263 participantes de la Mesa Caribe I representaron a 15 sectores: comunidades LGBTI; ambientalistas; Iglesias; sindicalistas; estudiantes; gremios y empresariado; organizaciones de niñas, niños y jóvenes; afrodescendientes; academia y centros de pensamiento; campesinos; indígenas; defensores de Derechos humanos; iniciativas de paz; mujeres; y víctimas.

“Como víctimas insistimos en la importancia de que el proceso avance porque hemos notado que hay mucha crítica al Gobierno con este proceso de paz y nos aterra a los campesinos -quienes hemos vivido de cerca la guerra- que alguien se oponga a la paz. No quisiéramos que el conflicto siga repitiéndose de manera indefinida”, explicó un líder de Alianza por la Vida, organización de población desplazada del Cesar, quien insistió también en que “se garantice a las familias de los desaparecidos las condiciones para la recuperación de los restos de las víctimas para poder darles cristiana sepultura”.

Por su parte, el representante a la Cámara Iván Cepeda invitó a los participantes a que continúen con su proceso organizativo y llamó a la construcción de redes de víctimas y de organizaciones acompañantes con el fin de incrementar y fortalecer su participación en el proceso de incidencia sobre la Mesa de La Habana.

http://www.pnud.org.co/sitio.shtml?apc=i1—–&x=71662