“Mientras el Gobierno y las FARC dialogan, las comunidades indígenas estamos sufriendo asesinatos”

Por: Lina María González C.. Observatorio por la Autonomía y los Derechos de los Pueblos Indígenas en Colombia

Entrevista a Gabriel Paví, Consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, publicada por el periodico El Diagonal de Madrid, que ha realizado una compañera del Observatorio ADPI a la Consejería de la ACIN en el Cauca – Colombia, durante su visita al territorio Kiwe Nasa.

Un líder indígena colombiano explica cómo funciona la Justicia indígena que condenó a 40 años de reclusión a dos guerrilleros de las FARC por asesinato. La sentencia se dictó el 29 de abril en el marco del mantenimiento de las violencia contra los territorios indígenas por parte del Ejército y la guerrilla.

El pasado 29 de abril, las autoridades indígenas del Norte del Cauca condenaron a dos milicianos de las FARC por el asesinato de Benancio Taquinás, un sabedor ancestral (The Wala), a 40 años de “Patio Prestado” que marca la reclusión en una dependencia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario-INPEC para encarcelar a criminales juzgados desde el Derecho general colombiano, pero bajo vigilancia, control y seguimiento de las autoridades indígenas.
La siguiente entrevista a Gabriel Paví (Consejero Mayor del Tejido de Educación de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca- ACIN) fue realizada dos días después con el objetivo de entender los motivos, la dinámica de la justicia indígena y los retos que tienen los pueblos indígenas afectados por la violencia en sus territorios.

¿Consejero, qué pasó el pasado 29 de abril y cómo se puede contextualizar a la opinión pública colombiana e internacional lo que sucedió en Toribío (Cauca)?

Es importante empezar señalando que en Colombia existen unos territorios indígenas ancestrales que son gobernados por los Cabildos indígenas. Éstos tienen jurisdicción propia reconocida por la Constitución colombiana y administran el territorio, la Justicia y, en general, a la población. La Justicia aplicada a los milicianos de las FARC se debe entender en ese marco, teniendo en cuenta que los actores armados están haciendo un daño grave en nuestra comunidad, desarmonizando el territorio y asesinando. Desde octubre han asesinado a 9 miembros de nuestras comunidades indígenas, 4 de ellos The Walas.

En razón de estos hechos, los Cabildos investigaron el último asesinato del The Wala Benancio Taquinás, ocurrido el 18 de abril pasado, y dieron órdenes a la Guardía Indígena de capturar a los responsables de este homicidio. Se decidió castigar, en nuestra cosmovisión aplicar remedio o corregir, a estas personas. Por eso en la Asamblea que se organizó el día 29 de abril en el municipio de Toribio, de los seis detenidos que se tenían, dos de ellos fueron juzgados por ser responsables intelectuales y materiales del asesinato, y fueron sindicados a pagar 40 años de Patio Prestado.

Cerca de 4.000 personas asistieron al juicio cuyo fallo se decidió el 29 de abril. La decisión de la condena la planteó la Asamblea que es la máxima autoridad, de acuerdo al derecho propio, por encima de los Cabildos. La Asamblea, que en esta ocasión tuvo la participación de cerca de 4.000 indígenas, asignó el Patio Prestado. Los condenados se van en calidad de “guardados” a un centro penitenciario. El Instituto Nacional Penitenciario Colombiano (INPEC) debe cuidarlos en una de sus cárceles, la cual debe estar acondicionada con un patio especial para albergar los juzgados por la Justicia indígena. Pero, varias cuestiones deben aclararse aquí.

Ver la entrevsta completa:
https://www.diagonalperiodico.net/global/mientras-gobierno-y-farc-dialogan-comunidades-indigenas-estamos-sufriendo-asesinatos.html