Fuente: Servindi. La II Cumbre Continental de Comunicación Indígena se realizará de todas maneras del 7 al 13 de octubre en Oaxaca, México, aunque con la ausencia de algunas experiencias importantes tanto de México como de otros países.

Entre las ausencias se puede mencionar a Ojo de Agua Comunicación, al Proyecto Videoastas Indígenas de la Frontera Sur, ambas con sede en México. Asimismo, el Tejido de Comunicación de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) de Colombia y la Red Tz’ikinde realizadores independientes de Guatemala.

A ellos se agrega asimismo la decisión de no concurrir del experto y aliado del movimiento social radialista José Ignacio López Vigil, de Radialistas Apasionadas y Apasionados, actualmente con sede en Ecuador.

Cabe destacar que la controversia surgida en torno al proceso de la Segunda Cumbre Continental de Comunicación Indígena tiene como una de sus expresiones las discrepancias surgidas en torno a su coordinación.

Las críticas apuntan al estilo personalista y vertical del coordinador general Gabriel Franco Hernández, a quién se le cuestiona asumir un protagonismo excesivo en lugar de trabajar de forma cooperativa y horizontal con el Comité Estatal de Oaxaca constituido para darle un mayor sustento participativo al evento.

Un reflejo de ello es la forma cómo se destaca a unas pocas entidades asociadas a él en el membrete de los comunicados de la II Cumbre. Este es el caso de la Comisión de Seguimiento del Congreso Nacional de Comunicación Indígena (CNCI), la Agencia Internacional de Prensa Indígena (AIPIN) y Radio Jënjoj.

El hecho que colmó la paciencia de algunas entidades involucradas activamente en el proceso de organización fue la decisión personal de Gabriel Franco de invitar al presidente Enrique Peña Nieto para inaugurar el evento.

Si bien Gabriel Franco en un extenso y farragoso mensaje de correo trató de desmentir que se haya invitado al presidente Peña Nieto a inaugurar el evento la lectura de la propia carta confirma que sí lo hizo y a título personal, pues ninguna otra firma lo acompaña.

La deferencia a Peña Nieto es cuestionada debido a la política contraria a los pueblos y comunidades indígenas que se expresa en los atropellos a sus derechos, la persecución y criminalización de los luchadores sociales y los procesos privatizadores de los territorios indígenas.

De la misma forma también se critica la ingerencia cada vez mayor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, entidad conocida por perseguir a las radios comunitarias.

La Cumbre va… de todas maneras

A pesar de las críticas y desavenencias la Segunda Cumbre Continental de Comunicación Indígena va de todas maneras. La Mesa Nacional de Política Pública de Comunicación Indígena, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) han confirmado su participación y apoyo activo.

Ahora más que nunca hay que estar unidos porque la intención de la cumbre no es mala en su esencia. “Lo que nos toca es asumir entre todos (…) porque el rumbo de la cumbre es nuestra no de los financiadores” expresó Vicente Otero, coordinador de Comunicación y Relacionamiento Externo del CRIC en diálogo con Servindi.

“Creo que no asistir sería peor. Es en ese escenario [de la Cumbre] donde tenemos que dar la discusión, la reflexión y la orientación; y no tanto de manera previa y por estos medios” puntualizó Otero, en referencia a los comunicados difundidos por correo electrónico.

“También es importante definir conjuntamente el lineamiento de la dinámica de comunicación indígena continental, pues debemos de tener un informe y propuesta para la V Cumbre de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas del Abya Yala que se hará en noviembre en el Cauca” finalizó Vicente Otero.

De la misma opinión fue Pedro Cayuqueo, director de Azkintuwe, quién anunció su decisión de concurrir a la cumbre por que -en su opinión- no hay motivos suficientes “para desechar una instancia que es patrimonio de los y las comunicadoras indígenas a nivel continental y de nigún grupo en particular”.

Cayuqueo expresó su extrañeza por que se rechace el acceder a recursos públicos para este y otros tipos de eventos cuando muchas entidades reciben cooperación solidaria que provienen de fondos públicos de otros estados.

El director de Azkintuwe remarcó que existe mucha confusión entre autonomía y una supuesta independencia del Estado pero no de las oenegés de cooperación. Indicó que este y otros temas deben ser debatidos precisamente en instancias como la Cumbre de México.

Pedro Cayuqueo informa además que la delegación para México estará compuesta por miembros del periódico mapuche Azkintuwe de Chile y Argentina, además de Mireya Manquepillán, directora de la radio Kimche Mapu.

Contradicciones en Tlahuitoltepec

La comunidad sede de la segunda Cumbre no está libre de contradicciones. Una carta aclaratoria suscrita -al parecer- por miembros de la propia comunidad de Tlahuitoltepec, aunque sin especificar nombres de los autores, rechaza terminantemente la presencia de Peña Nieto.

“No podemos, bajo ninguna circunstancia, permitir que nos visite un represor, corrupto y enemigo del pueblo” señala el documento, que propone a la autoridad municipal la inmediata convocatoria a una Asamblea General para ventilar la controversia con el comité organizador de la Cumbre.

Reiteran que no están en contra de la Cumbre sino de las acciones emprendidas “unilateralmente” por el comité organizador y que “amenazan con afectar la imagen y dignidad del pueblo de Santa María de Tlahuiltepec.”

Expresan con mucho énfasis que esperan con los brazos abiertos por que son los que siguen resistiendo, los que se siguen descolonizando en contra de los traidores de la comunidad.

Tomado de: http://clacpi.org/observatorio/?p=3749