Notas sobre el acuerdo “Solución al problema de las drogas ilícitas”

Mayo de 2014

Las siguientes notas explican, desde el punto de vista del Gobierno, algunos aspectos del acuerdo al que se llegó con las FARC-EP en La Habana sobre el problema de las drogas ilícitas. Estas notas no sustituyen el Comunicado Conjunto No. 16 de la Mesa de Conversaciones, al que hay que remitirse para cualquier referencia a lo acordado y al que corresponden las citas en comillas.

1. CONSIDERACIONES GENERALES:

• Si bien el conflicto antecede el problema de las drogas, no es posible la construcción de una paz estable y duradera si no se resuelve este problema, o al menos su expresión territorial: el problema de los cultivos ilícitos y las economías ilegales asociadas a ellos, así como la amenaza de las redes territoriales de crimen organizado dedicadas al narcotráfico. Por eso lo incluimos en la Agenda del Acuerdo General de 2012: el Gobierno no estaba dispuesto a ignorar la relación entre el conflicto y las drogas, como ocurrió en procesos recientes con otros grupos.

• Pero para resolver el problema no podemos seguir haciendo más de lo mismo. Es necesario reconocer que hay que transformar las condiciones de “pobreza, marginalidad, débil presencia institucional, además de la existencia de organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico”. Es decir, es necesario poner a la gente y a los territorios en el centro de la solución.

• A la vez, el Gobierno y las FARC consideran que “el cultivo, la producción y comercialización de las drogas ilícitas también han atravesado, alimentado y financiado el conflicto interno”. Este es un reconocimiento importante por parte de las FARC. Resolver el problema de la droga en los territorios es también una medida de no repetición del conflicto.

• Ante todo, “el fin del conflicto debe representar una oportunidad para construir una solución conjunta e integral al problema de las drogas ilícitas”. Sin la amenaza del conflicto, es posible dar un tratamiento distinto al problema de las drogas y “diseñar una nueva visión que atienda las causas y consecuencias de este fenómeno”.

Leer texto completo: http://issuu.com/arcoiris.com.co/docs/notas_sobre_el_punto_de_drogas_25-0?e=3692087/8165123