El artista de los pueblos indígenas

Jeison Castillo Gutiérrez es un defensor de la vida y la tierra. Su amor por la agricultura y por las sociedades ancestrales ha enriquecido su faceta de artista visual y lo ha llevado a trabajar en proyectos en diferentes zonas rurales y urbanas. Esta es una historia cruzada por el arte y las raíces de los pueblos que moldearon la cultura e historia colombiana.

Este rolo de 24 años, tiene corriendo en su sangre la herencia boyacense y valluna de sus padres. Estudió en el Colegio Mayor de San Bartolomé y luego artes visuales en la Javeriana. La pasión por lo que hace es un proceso de varios años que empezó en el 2006 con indígenas embera desplazados y que hoy lo tiene trabajando con comunidades que se encuentran en riesgo de extinción.

El eje principal del trabajo de Jeison es el cuidado y la defensa de la vida y del territorio. Ha trabajado con campesinos, afrocolombianos e indígenas en situaciones de riesgo y desplazamiento. Cada uno de los proyectos que realiza tiene una energía especial, pues él mismo lo ‘carga’ por medio de un ritual personal.

En su experiencia figuran investigaciones, encuentros y curadurías para el Museo de Arte Moderno de Bogotá, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño y el Museo de Arte del Banco de la República, entre otros. Pero también ha participado en producciones de Malta Cine y sus ilustraciones hacen parte de libros como Wiwa Wiwanshe Guama, un proyecto de apoyo a la lengua DAMANA-wiwa.

La diversidad de los temas que lo apasionan también lo llevó a ser uno de los fundadores de la Oficina de Asuntos Extraterrestres, junto con los artistas Andrés Jurado y Azael Valderrama, donde el interés se centra en la música, sonidos e instrumentos autóctonos que acompañan la creación de rituales y pagamentos de los pueblos nativos de América.

Este proyecto nació de “Pagamento Lunar”; una investigación de procesos aeroespaciales que tienen que ver con la llegada del hombre a la luna contrastados con la protección del territorio lunar por medio de rituales de los Jaibanás del Chocó. A partir de allí continuaron trabajando otros temas sobre el universo, el espacio, los viajes y la comunicación del ser humano con el universo y su conocimiento.

La oficina opera principalmente en la sede de Mapa Teatro, pero igualmente se desplaza a varios sitios dentro y fuera de la ciudad.

Actualmente trabaja en una expedición convocada por el Ministerio del Interior y el Centro de Investigaciones y Estudios Etnográficos para ilustrar la cultura cotidiana y rituales de 19 pueblos indígenas en riesgo de extinción.

Esta labor lo ha llevado a lugares olvidados en los departamentos del Amazonas, Vaupés, Caquetá, Arauca, Guaviare, Vichada, Casanare y Guainía. El resultado de estos viajes son 150 dibujos y pinturas de gran y medio formato que plasman experiencias de las etnias Matapi, Carijona, Nonuya, Bora, Tatuyo, Tariano, Yujub Makú, entre otras.

Este año fue seleccionado para participar en la Bienal Intercontinental de Arte Indígena en Ecuador donde presentó dos obras que abordan el desplazamiento de las mujeres embera. Este trabajo fue reseñado por El Nuevo Herald.

Tomado de: http://www.cartelurbano.com/content/el-artista-de-los-pueblos-indigenas#.VCWL82d5PxB