Las víctimas, su incidencia en las Mesa de Negociaciones de la Habana

Jessika Gómez Rodríguez, Sociòloga, Magister en investigación Participativa
Jessika Gómez Rodríguez, Socióloga, Magister en investigación Participativa

Colombia está en un punto coyuntural de construir y afianzar la paz, esta paz se construye de la mano con todos, víctimas, victimarios, niños, jóvenes, adultos, hombres, mujeres, toda la población, es por esto que la socióloga, Jessika Gómez Rodríguez, escribe un documento en el que recopila el proceso en la Mesa de Negociaciones de La Habana con un enfoque claro en el tema de víctimas. Este documento es uno de los que se encontrarán publicados en la edición Nº 20 de la Revista Arcanos de la Corporación Nuevo Arco Iris que se lanzará en los próximos meses.

“La población colombiana ha vivido por varias décadas los rigores del conflicto armado, las víctimas ya llegan al 15% de la población Colombiana actual, esto sin contar la diáspora colombiana en el mundo, cinco millones de colombianos en el exterior, de los cuales 396.633 personas son refugiadas.

El número de víctimas registradas a la fecha es de 7.490.375. Los diferentes hechos victimizantes en el Registro Único de Víctimas son: a) Abandono o despojo de tierras 8.210; b) Desplazamiento forzado 6.300.422; c) Acto terrorista 84.652; d) Amenaza 246.921; e) Delitos contra la integridad 10.540; f) Desaparición forzada 156.583; g) Homicidio 944.626 ; h) Minas Antipersona 13.112; i) Pérdida de muebles e inmuebles 95.082; j) Secuestro 41.176; k) Tortura 9.570; l) Vinculación de Niños y adolescentes 8.771.

La participación de las víctimas en la Mesa de Negociaciones entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, en La Habana es el resultado de un arduo trabajo de organización, presentación de propuestas, incidencia política Nacional e Internacional que le ha permitido a las víctimas la exigibilidad de sus derechos desde la Ley 387/97; la Sentencia T025 y sus diferentes autos referidos a la participación , ahora con la Ley 1448/2011 con su respectivo monitoreo y seguimiento.

Las víctimas han participado a lo largo del proceso en dos espacios:

El primer espacio fueron los Foros Regionales y el Foro Nacional que evidenciaron la diversidad de las víctimas puesto que para su selección se tuvieron en cuenta no sólo a los diferentes hechos víctmizantes, sino también su pertenencia a un grupo étnico o poblacional históricamente vulnerado, estrato socioeconómico, territorio urbano o rural; también a los diferentes victimarios. Además se valoró la pertenencia a una organización de víctimas… La tarea de inclusión de las víctimas en los foros fue titánica y muchas personas quedaron por fuera y manifestaron su insatisfacción por ello, con marchas y pronunciamientos. En fin en los Foros participaron 3.163 personas recordemos que el universo de víctimas era de 6.739.978 personas registradas, en ese momento, Agosto 01 de 2014.

El segundo espacio, Las delegaciones de víctimas a La Habana, fueron 5 grupos integrados por 12 personas. Una de las condicionantes para participar fue, no ir en calidad de representante de una organización (esto desarticulo los procesos organizativos a que las víctimas pertenecen), pero sí representar a un hecho víctimizante, región específica y tipo de victimario. La presencia de las víctimas en la negociación desató una andanada de discusiones en el país sobre el concepto de víctima, la pertinencia o no del delegado, los gestos, declaraciones y motivaciones de las víctimas para viajar a la Mesa de Negociaciones. Los pronunciamientos por parte de las FARC, los políticos y diferentes sectores sociales estuvieron al orden del día.

A lo largo de este documento se podrán encontrar puntos destacados e importantes como lo son:

-La agenda de las víctimas en La Habana en el que en un espacio de 15 minutos las delegaciones de víctimas en La Habana fueron escuchadas tanto por las FARC como por el Gobierno. Al final de las delegaciones de víctimas, unas más polémicas que otras, respaldaron el proceso de paz y el país se enteró de la existencia de víctimas, aunque fuese solo por un instante. Las víctimas han dinamizado con sus planteamientos el punto 5 que les corresponde y han tocado otros puntos de la agenda, que ya se han discutido pero que las afecta directa o indirectamente.

-Las discusiones sobre el punto de víctimas se dieron simultáneamente en Colombia y en La Habana. Las dificultades en las negociaciones tuvieron eco y consecuencias militares en país, nuevos temas surgieron como el desescalamiento del conflicto, desarme y cambio en el lenguaje, participación política de las FARC, convocatoria de un nueva Constituyente para refrendar los acuerdos, justicia transicional para empresarios que financiaron la guerra, militares y para las FARC, cese unilateral al fuego entre otros.

Los avances en el punto de víctimas hasta ahora son dos, El informe de la Comisión de esclarecimiento del Conflicto y El acuerdo sobre la creación de una Comisión de la verdad histórica que será un mecanismo independiente e imparcial de carácter extra-judicial.

Los desafíos que presentan las víctimas es continuar su incidencia política, tanto en La Habana como en el país en distintos escenarios, en el Nacional específicamente en el Congreso de la República, en especial en la Comisión de Paz y en la Comisión de seguimiento congresional a la Ley 1448; A nivel Institucional, seguir en la implementación de la Ley 1448 a través del funcionamiento del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas- SNARIV- a nivel nacional y territorial; A nivel Territorial el enfoque del Gobierno es la paz territorial en la implementación de los acuerdos que incluya la satisfacción de los derechos de las víctimas y garantizar los derechos constitucionales a todos los colombianos en el territorio, y A nivel Internacional la presencia de las víctimas en La Habana ayudo hacer un contrapeso a las fuerzas contrarias al proceso de negociaciones que amenazaba con despedazarse.

Las víctimas deben proponer la creación de un sistema de monitoreo y seguimiento a la verificación de los acuerdos donde ellas tengan representación para las siguientes fases del proceso de paz, es decir, en la fase 2, fin del conflicto y fase 3 construcción de paz”.

“La paz se escribe con V de víctimas en ejercicio de su ciudadanía en sus territorios”

Ver completo el documento en Las víctimas, su incidencia en la Mesa de Negociaciones de La Habana