La ruta de finalización del conflicto

Foto de @PnudColombia
Foto de @PnudColombia

“Las garantías de seguridad son fundamentales para el proceso de normalización, la historia de Colombia tiene una carga criminal a este respecto desde la amnistía de Gustavo Rojas Pinilla, sino antes, en el desarrollo de las finalizaciones de las guerras civiles. No  se pueden, por ninguna razón, producirse amenazas, persecuciones, señalamientos o ejecuciones extrajudiciales de quienes se han adscrito al desarrollo de la vida democrática del país y han recuperado todos sus derechos como ciudadanos”.

El proceso de conversaciones de la Habana, entre el Gobierno Nacional y las FARC, está llegando a una etapa de decisiones fundamentales en relación con los temas que convocan este Foro y que se corresponden en la agenda con los puntos 3 y 6. Cada una de las partes tiene su propia visión sobre lo que compromete las temáticas de estos puntos que obligan los mayores esfuerzos dada su complejidad en los aspectos teóricos, técnicos y metodológicos que le son inherentes a la discusión.

Seguramente, por lo que se conoce no deben ser pocos los avances al respecto de estos temas si se toma en consideración la creación de las subcomisiones técnicas y la solicitud de apoyo obtenida del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y del CELAC. No obstante, convocar a la sociedad civil para que someta a reflexión estos dos puntos resulta para la pedagogía de la paz y para las conversaciones de la mesa un gran acierto, si se tiene en cuenta que gran parte de los insumos que posibilitaron los acuerdos salieron de los distintos foros que se realizaron, lo que los reviste de una gran legitimidad.

Al tema de Fin del conflicto que se corresponde en la agenda con el punto tres y que compromete: 1. Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo. 2. Dejación de las armas. Reincorporación de las FARC-EP a la vida civil – en lo económico, lo social y lo político -, de acuerdo con sus intereses. 3. La revisión por parte del Gobierno Nacional de la situación de las personas privadas de la libertad, procesadas o condenadas, por pertenecer o colaborar con las FARC-EP. 4. La intensificación por parte del Gobierno Nacional del combate para acabar con las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad, en particular contra cualquier organización responsable de homicidios y masacre o que atente contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos. 5. La revisión, las reformas y los ajustes institucionales por parte del Gobierno necesarios para hacer frente a los retos de la construcción de la paz. Y, 6. Garantías de seguridad, para los miembros de las FARC.

Este punto nos coloca frente a un proceso que es sustancialmente distinto a otros procesos de paz desarrollados en Colombia y en el mundo, que nos obligan a ampliar los imaginarios y a encontrarnos con nuevas elaboraciones que se adecuen a las particularidades del conflicto colombiano. Dada la brevedad del tiempo que tenemos pondré a consideración de ustedes de manera muy puntual algunas ideas sobre los temas que nos convocan.

1. Sobre cese al fuego bilateral definitivo 
El cese al fuego bilateral y definitivo, se facilitaría más si se estableciera una mesa pública con el Ejército de Liberación Nacional, y el gobierno centrara sus acciones contra el paramilitarismo y narcotráfico de manera focalizada y concertada.

2. Desarme, Desmovilización y Reinserción (DDR)  o Dejación de Armas, Normalización y Participación Política (DNP)
Esta situación crea en materia de aplicación de instrumentos y manejo del lenguaje unas condiciones y necesidades específicas, para que se vea reflejado en la fase de fin del conflicto.

a. Desarme, Desmovilización y Reinserción (DDR)
b. Dejación de Armas, Normalización y Participación Política (DNP)

3. Sobre los Presos Políticos 
Es necesario crear una comisión especial conformada por la fiscalía, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación,  las organizaciones de Derechos Humanos y  de presos políticos con acompañamiento de la Cruz Roja Internacional y de otros organizamos humanitarios, para emprender acciones que pongan en primer orden la situación de los presos políticos, tomando en consideración siete aspectos. (Que pueden ver en el documento adjunto)

La ruta de finalización del conflicto -PONENCIA-

CARLOS MEDINA GALLEGO
Docente – Investigador
Universidad Nacional de Colombia
Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz